Lectores de etiquetas: velocidad ante el cúmulo de información

Hacer más ágil a la empresa dentro de sus procesos, encontrar oportunidades de mejora y predecir los siguientes movimientos comerciales, todo empieza con capturar la etiqueta a gran velocidad.

Las redes sociales nos dejaron algo claro, jamás volveríamos a tener el mismo volumen de información. De compartir oralmente una frase, dato curioso o chiste, ahora se reproduce infinidad de veces; se reutiliza con otro contexto o imágenes de apoyo. Esta exponencial presencia de información se volvió relevante para los negocios cuando la estructuración de los datos arrojaba datos certeros sobre qué venderle, en qué momento.

Si tuviéramos que hacer un símil, es tener una serie de recortes con frases aisladas en una enorme tómbola de cristal, pero cuando la tecnología lo agrupa, clasifica y entrega en forma de un libro (que nos cuenta un principio y un final), es cuando la onomatopéyica frase de “Ah”, cobra relevancia. En el mundo del código de barras, presenciamos una enorme ventaja por tomar.

Resulta que no hay empresa deseosa de rechazar el informe de mermas, o llevar la cantidad exacta de fruta fresca de Sinaloa, hasta el piso de venta en Zapopan. En otras palabras, los datos aislados que provocan los procesos manuales, tenderán a ser reemplazados por los electrónicos. El propósito, ser vertidos por un software administrador que junte esos recortes aislados para entonces entregar una gráfica contextual, el pronóstico de ventas o una gráfica circular que en tiempo real demuestra cómo se desarrolló la historia sobre las actividades de su empresa.

Así que cualquier rubro de manufactura o logística verá con enorme ventaja saber qué pasó en todas sus sucursales, hacer comparativas de desempeño, contra otros CEDIS o bien, año contra año. Esto es, una vez estructurada la data, podrá volver a su cliente una especia de “Juglar Tecnológico”, capaz de contar la historia desde diversos ángulos.

Predicciones para el Inventario

De acuerdo con la industria, las condiciones económicas y la competencia de la vertical, cinco tendencias se prevén desarrollen el movimiento de inventarios:

1. Información en Tiempo Real como la norma. A diferencia de un proceso basado en supervisores entregando reportes a fin de semana, y globales del mes, la tecnología de escaneo podrá hacer posible que un recuento de inventario se haga en tiempo real por una necesidad de tener información actualizada para tomar decisiones que impacten positivamente en el desarrollo del negocio, en lugar de pensar en medidas correctivas.

2.  La línea divisora entre piso de ventas y centro de distribución, desdibujada. El crecimiento del e-commerce forza a algunas cadenas a tener su variante electrónica y preservar una estrategia que les permita seguir siendo competitivos en un modo híbrido. Esto significa que los métodos de información deberán actualizar datos vitales como disponibilidad y envío de mercancía en el sell-in y sell-out de cualquiera de las dos partes del retail.

3. Big Data ofrecerá recursos valiosos. Una vez la empresa estructura su información en una forma de consumo ágil y simple, podrá obtener a cambio conclusiones con altos grados de asertividad e impacto que finalice en crecimientos de venta, reducción de tiempos o de uso de materiales. Esta tendencia les permite convertir sus procesos lo más eficiente posible.

4. Necesidad de más información. Si ya probó las mieles de predecir qué sucederá con su empresa, lo que demandará es todavía más datos que otorguen detalles finos, lo que terminará por llegar a la personalización de los servicios, cruzar hábitos de consumo con estacionalidad o eventos sociales; esto es, ligar categorías inclusive ajenas a la empresa que antes no se consideraban.

5. Diversificación de soluciones. Emprendedores como firmas de tecnología consolidadas buscan ofrecer la próxima “App-Killer” al mercado, por lo que el escrutinio del usuario final ha levantado más la barda de las objeciones al momento de implementar una solución. El mercado se ve beneficiado por una oferta más amplia de opciones que en varios casos, especializan su aproximación (de hospitalidad, una solución para hotelería y otra enfocada en restaurantes, por ejemplo).

Lectores de información, pieza clave

En esta perspectiva, el ciclo de recolectar información y digerirla, se debe iniciar con lo elemental. Los lectores de 1D y 2D como ese elemento que brinde agilidad a la captura de información y actualicen el proceso en el cual se encuentra un artículo en particular.

Dentro del portafolio de la industria puede optar por lectores 2D, ya que incluyen la lectura de código 1D; salvo proyectos donde el código de barras sea la única etiqueta que se utilizará (por ejemplo muestras médicas de pacientes). Es posible incrementar la movilidad por equipos con batería recargable y conectividad Wi-Fi o Bluetooth. Inclusive la industria ha desarrollado lectores de dimensiones mínimas que pueden adjuntarse a cualquier smartphone, periférico que será reconocido por el sistema operativo del equipo como un periférico.

RFID es otra opción para la captura de data; su diferencial radica en que no sólo captura información, sino que puede desencadenar una respuesta por la interacción con la etiqueta reprogramable. Algunos ejemplos a citar se encuentran en la industria del retail; una etiqueta en cada vestido interactúa con el espejo y el lector oculto. La tableta conectada muestra otras opciones basadas en el historial de compra, las prendas más solicitadas o vestidos similares a la que tomó la cliente.

En la renta de automóviles, una compañía estadounidense brinda a sus usuarios la posibilidad de estacionar el automóvil en cualquier lugar viable. La empresa recolecta el vehículo complementado tecnología GPS con RFID. En deportes como el golf, las pelotas son recuperadas más rápidamente con esta etiqueta; dentro del campo de la medicina es posible controlar medicamento restringido. Esto es, la información puede viajar en ambas direcciones, colocando a los lectores de códigos de un elemento que reporta, a un elemento que activa experiencias más enriquecedoras para el usuario final, o de reducción de pérdidas para el negocio; pero su potencial real, todavía está por explorarse.

Visto 163 veces Modificado por última vez en Martes, 13 Junio 2017 10:04
Inicia sesión para enviar comentarios