Vivir para crear

El tiempo es el activo más valioso que tenemos como seres humanos, es una inversión clave cuyo principal objetivo es el de construir. Es frecuente que lo juguemos como moneda de cambio, vendiéndolo al mejor postor sin ser verdaderamente conscientes de lo que estamos perdiendo, o de lo que pudimos haber logrado de haber hecho las cosas de manera diferente.

Pero el “hubiera”, no existe; hasta la fecha, predecir el futuro es utópico. Hace 31 años, habría sido muy difícil imaginar que la vida nos traería a este punto. Con una cobertura de más de 20,000 empresas, casi 400 ediciones ininterrumpidas y más de 5 publicaciones impresas, podemos decir sin lugar a dudas que elegimos el camino correcto.

Crear algo, desde lo tangible hasta los recuerdos mismos, es una tarea que hacemos de manera constante en nuestro día a día, aún sin darnos cuenta, esta labor tiene un valor que muchas veces no tomamos en cuenta: el legado que deja.

En Boletín de la Computación, el legado es uno de nuestros pilares estratégicos, porque la experiencia de 31 años de servicio demuestra el compromiso que tenemos con el canal de distribución mexicano; una promesa sustentada en la confianza, la colaboración y el crecimiento.

El trabajo acumulado es una de nuestras premisas de identidad, característica que a su vez nos ha permitido crecer, evolucionar y ofrecerle diferentes herramientas que le mantengan vigente y próspero en un mercado tan cambiante como es el de la tecnología.

Actualmente, la evolución es nuestro principal objetivo. Se trata de construir, generar especialización en nichos que puedan ofrecerle márgenes saludables y mejores oportunidades: Seguridad, Punto de Venta, Gaming, Digital Signage, los mercados cambian y el concepto “valor” se posiciona como una vía diferente de hacer negocios, donde la rentabilidad va más allá del proceso transaccional.

Hoy sólo nos queda decir: Gracias. Por permitirnos acompañarlo en sus proyectos, por recibirnos en su casa u oficina, por ayudarnos a construir lo que somos actualmente. Si, somos una herramienta de negocio, pero también queremos ser ese aliado leal al que pueda acudir cuando lo necesita.

El éxito no llega, se construye, para eso sirve el tiempo. Y si algo hemos aprendido en estos 31 años es que es una tarea colaborativa. Es una meta que no se contabiliza en minutos, horas o meses, sino que se mide en satisfacciones, relaciones significativas y lecciones aprendidas.

De cara a los retos, cumplir un año más es sólo un número, fría matemática. Lo importante es que es la puerta a un año de crecimientos, donde mantenerse vigente no es cuestión de suerte, en muchas ocasiones se trata de cerrar los ojos y saltar al vacío, e incluso ahí estaremos a su lado.

El tiempo es nuestro activo más valioso, y seguiremos invirtiéndolo en usted, brindándole material que le permita capacitarse en nuevas tecnologías, conocer productos novedosos, identificar las oportunidades de negocio con promociones y ofertas; en fin, seguir cosechando esos éxitos que tanto ha trabajado, abriendo una senda de oportunidades por explorar. 

Visto 707 veces Modificado por última vez en Martes, 13 Junio 2017 10:26
Inicia sesión para enviar comentarios