Infraestructura física: Parteaguas de la educación

Panduit prevé que en los próximos años, BYOT (Bring Your Own Technology, Trae Tu Propia Tecnología) sea una tendencia clave en la región.

Ciudad de México. En un mundo cada vez más cambiante y en constante evolución, la tecnología ha permeado en muchos sectores como el educativo, donde ahora muchas instituciones educativas deben mejorar los procesos de enseñanza, y esto es un gran reto, pues los jóvenes de hoy en día tienen una sed de aprender rápidamente; y es que con la llegada de las nuevas tecnologías y tendencias como el IoT, cuyo valor de mercado en América Latina se estima en poco más de 250 mil millones de dólares, la mayoría de esa inversión será atraída a México, Brasil, Colombia y Argentina. El Internet de las Cosas pasará de tener 5 mil millones de objetos conectados a finales de 2015 a 50 mil millones para 2020.

En pleno siglo XXI, la tecnología ha tomado un papel importante en la educación y no sólo se trata de contar con computadoras, red WI-FI, servicios de Internet, sino que todas las instituciones educativas cuenten con una infraestructura adecuada que habilite el uso de las nuevas herramientas como: movilidad, velocidad de cableado en cada área, dispositivos multimedia, etc. Se trata de que los ambientes de enseñanza pasen de ser un espacio de aprendizaje pasivo a un espacio donde la tecnología y los instructores trabajan mano a mano para proporcionar un aprendizaje totalmente interactivo.

El papel de la tecnología en la educación está creciendo cada día

No importa el nivel académico al que se refiera, puede ser desde un campus universitario o una aula de preescolar; la instrucción dirigida por el maestro se complementa y mejora con dispositivos, contenido digital y software. El aprendizaje a distancia, la instrucción individualizada y las pruebas en línea están entre las tendencias que las escuelas están buscando para mejorar la calidad y la efectividad de las experiencias en el aula. Se ha observado que los estudiantes recuerdan el 90% de lo que aprenden haciendo o simulando hacer, en comparación con sólo el 10% de lo que leen y el 20% de lo que escuchan.

En definitiva, todo está cambiando y es por eso que Panduit incursiona en el sector educativo, ya que actualmente existen 2 grandes retos: Las escuelas y los edificios no están lo mejor preparados para recibir estas tecnologías, y el desempeño y velocidades de red no son las ideales.

"Para Panduit, el sector educativo es una prioridad tanto en México como a nivel global, porque para que éste tenga un impacto verdadero en las diferentes economías, es necesario el uso de la tecnología para su evolución, creación de nuevas ofertas y, por lo tanto, nuevas oportunidades para las futuras generaciones, comenta Marco Damián, Gerente de Cuenta de Panduit.

Una infraestructura sólida y confiable sirve de base para que la tecnología funcione de manera efectiva y no sólo es contar con salones nuevos, esto se refleja también fuera del aula, la infraestructura física soporta una red convergente que permite lo último en automatización y seguridad de edificios, junto con la informática y la comunicación, para una instalación segura y eficiente.

En Panduit despliega, además de cableado y fibra óptica, otras soluciones complementarias que buscan adaptar las tecnologías de red a este tipo de escenarios y, a su vez, ayuden a los alumnos a estar mejor preparados en un mundo cada vez más competitivo, donde tendencias como el IoT están permeando en los edificios.

"Panduit ayuda a las empresas e instituciones a resolver retos e implementar soluciones en el mundo real que crean una ventaja competitiva de negocios, ofreciendo la más amplia gama de soluciones, desde los centros de datos y edificios inteligentes hasta operaciones de fabricación", añade Damián.

Las tendencias dentro del aula van más allá de contar con dispositivos móviles, también han permeado la realidad aumentada, colaboración en línea, impresión 3D, entre otros, lo cual impone demandas a la infraestructura de red que no habían existido antes. Esto implica una amplia colaboración entre los equipos de TI y académicos para garantizar la correcta infraestructura que apoye los objetivos de aprendizaje de la institución.

La seguridad y la comunicación son de vital importancia para la comunidad de cualquier institución educativa, hablando de alumnos, maestros, personal administrativo, padres de familias, personal de investigación y desarrollo, etc.; por eso se requiere una comunicación eficiente y efectiva, nuevas formas de estar cerca. Hoy en día, la dinámica de redes sociales, chats, blogs, grupos de WhatsApp, diferentes aplicaciones, etc, da la oportunidad de tener una comunicación continúa y, de acuerdo con la firma App Annie, una enorme oferta de aplicaciones para resolver todo tipo de problemas de comunicación, alimentación, salud, dinero y amor, la cual continuará expandiéndose en 2017.

Todo esto va de la mano con la seguridad, un tema importante para las instituciones educativas y su comunidad. La inseguridad sigue en aumento; el nivel de violencia y criminalidad registrado durante el primer trimestre de 2017 fue el peor inicio de año para México por lo menos desde 1997; desde que se tiene registro nacional de incidencia delictiva. En este país, la violencia no ha sido una situación álgida, eso no significa que tenemos que llegar a situaciones como en otros países extranjeros para tomar acciones; de manera que el papel de la infraestructura física robusta toma mayor fuerza, ya que da la oportunidad de habilitar herramientas tecnológicas de seguridad como: circuito cerrado, cámaras de vigilancia, telefonía IP, control de accesos, etc., lo cual ayuda a que las instituciones educativas sean seguras para los estudiantes y toda su comunidad estudiantil.
Visto 47 veces Modificado por última vez en Miércoles, 14 Junio 2017 16:24
Inicia sesión para enviar comentarios