¿Por qué la infraestructura convergente finalmente ha captado la atención de TI?

El rápido crecimiento en la adopción de la infraestructura convergente (CI, por sus siglas en inglés) es innegable. ESG encuestó a 308 profesionales de TI que representan organizaciones de mercado medio (de 100 a 999 empleados) y de clase empresarial (de 1,000 empleados o más) en América del Norte, donde casi 90% de los encuestados ya utiliza o planea adoptar sistemas de soluciones de tecnología de infraestructura convergente en sus entornos.
 
Una infraestructura convergente combina hardware de cómputo, redes y almacenamiento en una sola arquitectura integrada, con el objetivo de acelerar el tiempo de despliegue, reducir los costos de TI en general, así como el riesgo de implementación. Sus beneficios, tanto técnicos como financieros, son los factores que han impulsado el auge de la adopción, al grado que Gartner espera que sea el segmento de más rápido crecimiento del mercado global de sistemas integrados, alcanzando casi $5 mil millones en 2019.
 
Las infraestructuras convergentes son consideradas un medio para acelerar la implementación y aumentar la disponibilidad de la infraestructura. Lo primero puede ser entendido, pero lo último es ampliamente discutido entre los proveedores de TI. Mientras que el movimiento de Infraestructura Convergente ha simplificado drásticamente la implementación del cómputo, desafortunadamente la mayoría de las soluciones de infraestructura convergente se basan en sistemas de almacenamiento en disco voluminosos, complejos y lentos que simplemente no pueden mantenerse en un ambiente de centro de datos moderno.
 
El hecho es que requiere más que solo una gran arquitectura y un proceso de validación integral. La infraestructura convergente también debe proporcionar una experiencia más simple, sencilla y con menor costo de propiedad que le permita al área de TI enfocarse menos en comprar e integrar productos de proveedores individuales y más en las cargas de trabajo que traen beneficios comerciales y una ventaja competitiva.
 
El incremento en la atención a la nube y a la entrega de servicios ha resultado en la creación de la nueva generación de arquitectura convergente. Estas son soluciones más inteligentes, simples, pequeñas y mucho más eficientes. También se basan en tecnologías más nuevas y tienen integración directa con virtualización y soluciones en la nube, asimismo, benefician a organizaciones que van desde un servicio global que proporciona información histórica y en tiempo real a empresas e individuos en todo el ecosistema de viajes, a instituciones de salud que brindan excelente atención al paciente mediante un acceso más rápido a sus registros e imágenes.
 
Por supuesto, estas mejoras no dicen mucho por sí mismas. Déjeme que le cuente los cuatro beneficios reales de esta nueva generación de soluciones de infraestructura convergente.
1. Aumente los resultados comerciales: estudios muestran que la latencia reducida en las aplicaciones tiene una correlación con la satisfacción y el compromiso del usuario. Si usted desea clientes felices que compren más bienes y servicios, aumentar la productividad de los empleados u obtener una mayor perspicacia de sus datos, entonces reduzca la latencia. Una infraestructura de alto rendimiento que combina un poderoso bloque primario para centros de datos basados en la nube, virtualizados y de uso general, junto con un equipo 100% flash reduce la latencia y presenta métricas potentes en torno al rendimiento de la carga de trabajo.
 
2. Escale la nube: ¿Cuántas de las iniciativas de su CIO para este año están destinadas a ejecutarse en una infraestructura virtual? Apuesto a que más de la mitad. Tener una cantidad de aplicaciones "demasiado demandantes" para ser virtualizadas sin la arquitectura adecuada puede mantener al equipo de TI corriendo por todos lados. En cambio, con herramientas adecuadas, incluidos potentes servidores con perfiles de servicio, junto con un almacenamiento sin estado permiten configurar cómo, dónde y cuándo se implementan instancias de cargas de trabajo. Las tecnologías sin estado permiten a los administradores configurar MAC, World Wide Name (WWN), identificación universal única (UUID), detalles de arranque, firmware e incluso configuraciones básicas del sistema de entrada/salida (BIOS) en el software, a través de interfaces de administración simples. Una arquitectura sin estado permite crear la infraestructura convergente más ágil de la industria. Sobre todo, es importante ver cómo la agilidad se traduce directamente en escalabilidad.
 
3. Simplifique las operaciones de TI: el almacenamiento ha sido el flagelo de las infraestructuras virtuales. Gran parte de la innovación actual es táctica y se enfoca en la implementación de silos centrados en soluciones. Sin embargo, ¿cuántas soluciones tiene que adoptar para abordar VDI, bases de datos OLTP, análisis de Big Data o mejorar el núcleo de la nube de VMware? El uso de una arquitectura de infraestructura convergente reduce la cantidad total de dispositivos administrados, simplifica la administración y reduce los gastos operativos (OpEx). Además, una arquitectura de solución validada y verificada y los resultados de muchos casos de uso son bastante útiles, lo que facilita la implementación y reduce los riesgos al transformar los centros de datos.
 
4. Reinvente el presupuesto de TI: las altas tasas de reducción de datos y el tamaño reducido de los equipos 100% flash combinados con servidores eficientes se traducen en ahorros sustanciales de espacio y costos de energía, enorme simplificación, administración más sencilla y economía mejorada del centro de datos. Además, las soluciones como FlashStack de Pure Storage y Cisco se actualizan fácilmente, de modo que los clientes pueden agregar exactamente la capacidad de almacenamiento y/o cómputo que necesitan, solo cuando sea requerido. Los clientes pueden comprar los componentes que satisfagan las necesidades actuales, sin tener que comprar equipos con años de anticipación para respaldar el crecimiento futuro hipotético.
 
Aceptémoslo, los centros de datos han crecido en términos de espacio y complejidad, pero no necesariamente en escalabilidad o rendimiento. Tal vez su mayor desafío es el tiempo, ya que queda muy poco para la innovación cuando la mayoría de los recursos de TI están destinados a mantener los sistemas en funcionamiento. En la era digital actual, la infraestructura de TI es el socio estratégico que ayuda a la transformación del negocio. Las soluciones que combinan almacenamiento 100% flash con reducción de datos en línea, junto con tecnologías de redes y servidores poderosamente escalables – como FlashStack de Pure Storage – permiten que la entrega de cargas de trabajo 100% flash sea asequible, potente y – sobre todo – exitosa.
 
Douglas Wallace es Gerente General de Pure Storage en América Latina y El Caribe (excepto Brasil)
Visto 424 veces Modificado por última vez en Miércoles, 17 Enero 2018 18:13
Inicia sesión para enviar comentarios