Watercooling, protección efectiva para equipos gamer

Este sistema de enfriamiento a base de agua gana terreno en el entorno gaming debido al alto nivel de efectividad en el control de temperatura en una computadora.
Los componentes electrónicos que conforman una computadora están diseñados para trabajar en un rango máximo de temperaturas entre 80 y 100 °C, límites superados fácilmente bajo arduas jornadas. Desde el procesador hasta la tarjeta gráfica y las unidades de almacenamiento pueden experimentar un aumento de temperatura por lo que necesitan de un sistema de enfriamiento.
 
Para Jaime Ramírez Morales, especialista en capacitación de Acer México, existen dos grandes enemigos de los componentes electrónicos: la humedad y el calor, por lo que en su diseño se establece un umbral de operación llamado throttling, “es cuando comienza a bajar sus frecuencias de operación porque detectó una temperatura excesiva; funciona como un seguro para preservar la integridad del componente”.
 
Tradicionalmente, las computadoras utilizan un sistema para mantener un ambiente controlado en el interior de los equipos, el cual consiste en ventiladores que provocan que el aire circule del interior hacia afuera.
 
En la mayoría de los casos, la refrigeración por aire es todo lo que necesita una computadora para mantener la temperatura, incluso para los juegos. Pero si el usuario es entusiasta y planea hacer overclock, es un gamer muy activo o si desea un sistema más silencioso, deberá analizar alternativas como el watercooling, “sistema diseñado para controlar la temperatura de las computadoras que, a diferencia de los tradicionales ruidosos y sensibles al polvo, son silenciosos y más efectivos”, explica Jaime Ramírez.
El enfriamiento por agua
Por su parte, Érik Gallardo Martínez, Ingeniero de Ventas en Asus México, describe que los watercooling tienen tres componentes básicos: bomba de agua, radiador y ventilador; similar al enfriamiento de los automóviles, solo que a una escala mucho más pequeña.
 
“Es un sistema para usuarios específicos, como aquellos que explotan todas las capacidades de una computadora —como los gamers— o tareas de cómputo de alto rendimiento. No es que sumerjas en líquido los componentes, su montaje requiere de manos expertas pues la bomba, el tanque del líquido refrigerante, el radiador, el ventilador requieren de tuberías y puntas para que no tenga fugas”, detalla Gallardo.
 
Los dispositivos que más aprovechan los sistemas de enfriamiento son el procesador (CPU), las tarjetas gráficas (GPU), las unidades de almacenamiento de estado sólido (SSD) y las memorias RAM, componentes que realizan la mayoría del trabajo en las computadoras.
 
La energía necesaria para hacer funcionar cualquiera de los componentes clave es proporcional a su frecuencia de funcionamiento y al cuadrado del voltaje, por lo que a mayor frecuencia, el voltaje deberá ser mayor para que el equipo funcione de manera estable, por lo que el ciclo de trabajo de los componentes es una de las limitaciones en la energía, pues se requeriría de un sistema de enfriamiento mucho más robusto.
 
Esta entrevista fue publicada en la edición impresa de la revista Boletín de la Computación, año 33, número 394, noviembre de 2018. Para conocer el contenido completo, consulta la versión digital en: https://bit.ly/2CBt3Vd
 
 
Visto 280 veces
Inicia sesión para enviar comentarios