Overclocking, un riesgo que debe calcularse

Los gamers siempre quiere el mejor equipo y nunca es suficiente, por lo que buscan sacar el mayor provecho de su inversión.

Para asegurar que todo procesador cumpla con las especificaciones indicadas, se prueba cientos —tal vez miles— de veces. Así se determina cuál es la frecuencia de reloj máxima que puede alcanzar de manera segura. Después se reduce a un nivel donde no tenga problemas de estabilidad o de calentamiento.

Imaginemos que un procesador fue probado y llegó a 4.1 GHz, pero se establece una frecuencia de reloj segura de 3.5 GHz. Así sale al mercado y se distribuye con una vida útil de 10 años, pero el lector especializado: sin dudarlo cambiaría la mitad de su vida por obtener su máximo potencial.

Éste es el intercambio que aceptan muchos de los que realizan overclocking a su CPU, GPU y RAM. Aunque no todo es así de drástico. Compañías como NVIDIA, AMD y MSI no promueven directamente esta práctica, pero sí la permiten y ofrecen soluciones seguras y sencillas para el forzado del reloj.

¿Pierdo mi garantía?

Aunque se podrían distribuir componentes con los relojes bloqueados, no se hace porque las compañías aceptan que hay muchos entusiastas que quieren experimentar. Sin embargo, sí existe el riesgo de dañar el hardware y perder la garantía.

"Pueden hacerlo con la salvedad de que es bajo su propio riesgo", comentó David Garza, Director de Gobierno e Ingeniería Corporativa en América Latina de AMD.

"Es decir, AMD no se hace responsable de los resultados que obtenga el usuario. Si realizó un proceso de forzado de reloj sin observar algunas precauciones, como el enfriamiento, y el procesador se quema, es responsabilidad del usuario. AMD no responde a garantías cuando se alteran las características del procesador tal y como fue originalmente vendido." Y es que el overclocking es un riesgo que se debe calcular.

"Siempre se le hace está advertencia al cliente, tanto en tarjeta madre como procesador, pero el procesador desde el primer momento que le haces un overclock pierde automáticamente la garantía", comentó Yaid Ali Nahle, Territory Manager de MSI en México. "En las tarjetas de video no hay tanto riesgo porque no hay mucha facilidad de mover el voltaje, en el caso del CPU si haces overclock desde BIOS es muy fácil mover voltaje y quemarlo. Pero en el caso de la tarjeta de video tiene un límite, que es el más peligroso. En el CPU tienes más libertad, por eso es más riesgoso."

Este artículo fue publicado en la edición de Boletín de la Computación, año 33, número 399, mayo de 2019. Para conocer el contenido completo, consulta la versión digital en http://bit.ly/30EuNHa

 

Visto 164 veces Modificado por última vez en Viernes, 24 Mayo 2019 14:06
Inicia sesión para enviar comentarios