La nota de hoy

Video Datacenter

La nube híbrida va viento en popa

Al combinar las ventajas de la nube pública y la privada en una solución flexible y rentable, esta plataforma puede definirse como: lo mejor de dos mundos.
En los últimos años los servicios de cloud computing (computación en la nube) no solo han transformado los procesos internos de las compañías, también han planteado una mejor manera de relación con los clientes y una estrategia más competitiva de los negocios.
 
La nube híbrida es considerada la mejor alternativa para atender los requerimientos de las organizaciones y se ha convertido en una base fundamental para la adopción de tecnologías en torno a la transformación digital.
 
De acuerdo con información de Microsoft, este entorno informático combina una nube pública y una nube privada para compartir datos y aplicaciones entre ambas. Cuando la demanda de recursos informáticos y procesamiento aumenta, la informática en la nube híbrida permite a las empresas escalar su infraestructura local en la nube pública para administrar cualquier flujo de trabajo, sin necesidad de que centros de datos de terceros accedan a la información.
 
Así, las organizaciones obtienen flexibilidad y capacidad para tareas informáticas básicas y menos delicadas, mientras que mantienen las aplicaciones y los datos críticos detrás de un firewall de la compañía.
 
cloud 1
 
Nubes inteligentes
¿Por qué mirar hacia la nube híbrida? Los expertos mencionan que su potencial radica en su capacidad de convertirse en la piedra angular e impulsor de tecnologías futuras, como el internet de las cosas (IoT) y la inteligencia artificial (IA).
 
En ese sentido, Raúl Gómez, Director de Ventas Enterprise de VMware México, opinó que “IoT e IA son dos tendencias importantes cuya implementación es posible con una plataforma de nube híbrida, gracias a la cual pueden proporcionar un modelo de negocio más eficiente que generará ventajas competitivas, innovación y la nube del futuro”.
 
Estado de la seguridad
La adopción cada vez mayor de los servicios de nube también representa un atractivo para la ciberdelicuencia. Así lo han manifestado empresas como Nestcout Arbor, la cual ha expresado que no cabe la menor duda que la implementación de una estrategia de migración a la nube es crucial para la velocidad del negocio; sin embargo, puede ser un peligro. Se estima que las interrupciones de red cuestan a las grandes empresas un promedio de 60 millones de dólares al año.
 
 
Este reportaje fue publicado en la edición impresa de la revista Boletín de la Computación, año 33, número 392, octubre de 2018. Para conocer el contenido completo, consulta la versión digital en: https://bit.ly/2CNxa1U
 
Visto 307 veces
Inicia sesión para enviar comentarios