La nota de hoy

Video Datacenter

Tendencias energéticas para 2019

Blockchain es una vertiente que Schneider Electric observa con oportunidad de negocio para este año.
Todo nuevo año trae consigo incertidumbre con respecto a lo que podemos esperar. Con el arranque de 2019, el tema energético ha sido uno de los principales temas de conversación: su gestión, administración, descentralización y eficiencia son algunos de los tópicos que más interesan a los actores de la industria. Schneider Electric, líder en transformación digital de la gestión de la energía y automatización, identifica tres tendencias que marcarán la industria durante el año.

1.-Almacenamiento prolongado de energía renovable

El almacenamiento de energía juega un papel sumamente importante en el balance entre la oferta y la demanda de energía. El Grupo Banco Mundial anunció el año pasado un nuevo programa para acelerar las inversiones en el almacenamiento de energía en baterías, de modo que este sistema pueda utilizarse a un costo asequible y a gran escala. El almacenamiento en baterías permite utilizar la energía eólica y solar en una escala mucho mayor, ya que la electricidad se puede guardar y utilizar cuando más se la necesite.

2.-Blockchain energético y el mundo digital

La descentralización que ofrece el blockchain mejora la eficiencia en el suministro de energía, empoderando a los usuarios a vender o comprar energía directamente de otros usuarios. El blockchain como una alternativa a la digitalización requiere que su acceso sea a través de aprovechamiento de productos completamente conectables como el EcoStruxure de Schneider Electric, de esta forma, los dispositivos en hogares, edificios, data centers, infraestructura e industria podrán alcanzar otro nivel de eficiencia energética.

3.-El momento de implementar smart grids es ahora

La creciente demanda de energía, la necesidad de reducir las emisiones de carbono y las restricciones en las redes existentes de han convertido en aceleradores de la adopción de smart grids (o redes eléctricas inteligentes); es decir, incorporar “inteligencia” a la operación de las redes eléctricas con el uso de nuevas tecnologías con un propósito: tener confiabilidad y eficiencia, tanto económica como técnica, además de mejorar el aprovechamiento de los recursos. Cerca del 15 por ciento de la energía se pierde en la fase de transmisión por ineficiencias en las redes eléctricas locales, por lo que el flujo y cantidad de información que genera un smart grid que permita capturar, mantener y analizar datos sobre el estado de la infraestructura resulta clave.
 

Podría Interesarte

Microsoft y Schneider Electric lanzan plataforma interoperable y lista para IoT

Visto 175 veces Modificado por última vez en Martes, 29 Enero 2019 17:31
Inicia sesión para enviar comentarios