¿Cómo enfrentar con éxito los desafíos de la nube híbrida?

NUBE HÍBRIDA
Existen ciertos criterios que permitirán cerrar la brecha en la nube y crear el mejor entorno de TI para la protección de datos.

Recientes estudios han demostrado que la capacidad de migrar fácilmente las cargas de trabajo entre la nube pública y local, es la razón principal por la que muchas organizaciones optan por una infraestructura de TI híbrida.

Desafortunadamente, actualmente existe una división significativa entre los entornos de TI empresariales tradicionales y la nube pública con diversos modelos de gestión, de consumo, arquitecturas de aplicación y servicios de almacenamiento y datos, lo que puede llegar a limitar su capacidad para mover fácilmente aplicaciones empresariales y nativas de la nube.

Con la finalidad de crear una estructura de TI híbrida moderna y efectiva, Wilson Grava, vicepresidente y gerente general para América Latina de Pure Storage, asegura que se deben identificar las diferencias que crean los mayores desafíos para las operaciones y tomar medidas para cerrar esas brechas.

El experto coloca en primer lugar el desempeño. La mayoría de las empresas poseen ciertos, incluso miles, de aplicaciones empresariales tradicionales, y hay muchas razones para mover algunas de estas a la nube pública; sin embargo, muchos equipos de TI no están contentos con los resultados cuando solamente las “mueven y cambian”.

El rendimiento a menudo es pobre, pues a menudo las aplicaciones empresariales se amplían, creando requisitos de rendimiento que las nubes no pueden cumplir.

Afortunadamente, existen servicios de datos de bloques y archivos que están disponibles para soportar estas cargas de trabajo; servicios que cubren las capacidades sobre los almacenes de datos en la nube existentes, ofreciendo un consumo de pago por uso mientras brindan la alta disponibilidad y eficiencia que se espera para que las aplicaciones no necesiten rediseñarse.

También pueden ofrecer estatus, clonación y replicación para respaldar la protección de datos, la recuperación ante desastres y otras funciones de administración.

Otro punto importante es la administración. Las interfaces y herramientas de administración en la nube pública son diferentes a las que se usan en los centros de datos, y puede haber una curva de aprendizaje significativa.

Por esta razón es probable que los administradores que tengan que alternar entre entornos sean menos eficientes, lo que aumenta la carga sobre el equipo de TI y el riesgo de errores.

Al elegir servicios de datos empresariales en la nube compatibles con el almacenamiento que se utiliza en las instalaciones, se puede proporcionar interfaces de administración consistentes en ambos entornos, lo que unifica estas tareas y hace posible que se opera efectivamente en ambos entornos.

Por otro lado, las aplicaciones tradicionales que se han escrito para realizar llamadas API a sus sistemas de almacenamiento local no se ejecutarán en la nube donde, lo más seguro, es que no sean compatibles.

Los servicios de datos empresariales en la nube compatibles permiten que las API sean coherentes en ambos entornos, resultando en que estas podrán ejecutarse sin portabilidad, liberando a los equipos de TI y desarrollo.

Un punto importante para muchas empresas es agregar protección de datos a la nube y recuperación ante desastres para aplicaciones y datos empresariales; sin embargo, juntar todas las piezas para que esto sea posible, puede ser un desafío.

Elegir el almacenamiento primario y secundario que es “soporte la nube” es la ruta más simple para la protección de datos; una solución alternativa es agregar un sistema secundario compatible con la nube como objetivo de respaldo, hacer una copia de seguridad de todos los datos antiguos y luego replicar los resultados para su retención y recuperación.

Finalmente, la infraestructura híbrida correcta suele ser una combinación de instalaciones locales, colocadas y conectadas a la nube pública y dentro de esta misma, con la finalidad de proporcionar una interfaz de usuario común, lo que permite alinear las cargas de trabajo de la aplicación con la infraestructura de nube híbrida más adecuada.

Abordar estos criterios permitirá cerrar la brecha en la nube y crear un entorno de TI moderno que ofrezca el mejor escenario para la protección de datos, la optimización del rendimiento, la optimización de costos y la agilidad empresarial.

Síguenos en
Facebook: Boletin.Computación
Twitter: Boletin_Compu
Youtube: Boletin de la Computación

Lee más
Lenovo Schneider
Lenovo y Schneider Electric anuncian alianza estratégica