Industria del blindaje crece 50% en una década

Blindaje
La percepción de la inseguridad actual es la más alta en dos lustros, eso ha generado la necesidad de desarrollar nuevas tecnologías en este sector.

Los recientes acontecimientos provocados por la delincuencia organizada en el país, es un claro detonador de un ambiente de inseguridad generalizado en México, aunado a esto, los embates de la delincuencia urbana se reflejan en una creciente estadística de robos a casa habitación, hurto de vehículos, y más.

De acuerdo con René Fausto Rivera, presidente del Consejo Nacional de la Industria del Blindaje (CNIB, “se registra una crisis de seguridad y justicia en México, y es difícil diagnosticar el problema de fondo. Ante esta lamentable situación, los empresarios de la industria del blindaje trabajamos para que nuestros productos cuenten con la mayor calidad en sus procesos, además; buscamos mejorar las expectativas y satisfacción de los usuarios finales. Esta industria ha crecido entre el 40 y 50% en los últimos 10 años”.

Tecnología de punta para el blindaje

Blindaje

Anteriormente el blindaje (corporal, automotriz y arquitectónico) era exclusivamente para un segmento específico de la población; sin embargo, hoy es solicitado en su mayoría por usuarios particulares ante los crecientes niveles de inseguridad.

La demanda de productos blindados ha incrementado al igual que en cualquier otro  mercado aumenta la oferta, y esto ha fomentado incluso la creación de nuevas empresas, por lo que el sector se puede dividir en dos grupos:

  1. Compañías que buscan la superioridad en cuanto a existencia, desarrollo e investigación de nuevas tecnologías que aporten resultados y efectividad.
  2. Firmas medianas y grandes, así como de reciente creación que solo buscan beneficios económicos a corto plazo, y que utilizan materiales muy justos a las normas, sin márgenes de seguridad que pueden exponer la vida de sus usuarios.

Por su parte, Pablo Aicardi, presidente de la Comisión de Blindaje Automotriz del CNIB, expresó que “los empresarios del CNIB nos preocupamos en el desarrollo de nuevos materiales con la finalidad de incrementar la protección para asegurar la vida de los usuarios finales”.

En cuanto al blindaje arquitectónico, existen diversas soluciones de protección en cuanto a chapas de seguridad mecánicas y biométricas por lo que las empresas de la industria han optado por la utilización de aceros balísticos, arámidas y polietilenos de alta resistencia con la consecuente reducción de peso hasta en 40%, agregó Daniel Portugal, presidente de la Comisión de Blindaje Arquitectónico.

Por otro lado, Miguel Romero, presidente de la Comisión de Blindaje Táctico, comentó que de los avances tecnológicos, es importante mencionar que las empresas tienen que contar con la integridad balística, procesos de ingeniería y ligereza en el producto, para hacerlo más atractivo frente a la competencia.

En el caso del blindaje personal como son los chalecos balísticos, se emplea tecnología de punta en los materiales como arámidas y polietilenos de ultra alto peso molecular (UHMwPE), esto da como resultado más variedad en productos y diseños, desde chalecos para uso de las fuerzas del orden, hasta algunas prendas de ropa casual para civiles, las cuales ofrecen mejor protección balística, discreción, menor peso y mayor confort afirma Ignacio Baca Torres, presidente de la Comisión de Comunicación y Difusión.

A juicio del CNIB, no se vislumbra que a corto o mediano plazo los niveles violencia o la percepción de inseguridad vayan a la baja, por ello como empresarios, y como mexicanos buscan coadyuvar con la seguridad de civiles, cuerpos policíacos y fuerzas armadas con productos de alta calidad, cuyos fabricantes se rigen sobre normas internacionales.

Síguenos en
Facebook: Boletin.Computación
Twitter: Boletin_Compu
Youtube: Boletin de la Computación

Lee más
Nuevas soluciones de digitalización en red de Kodak Alaris