Cuidar tus datos personales: primer propósito para 2019

Para bien o para mal nunca está demás resguardar tu información personal en la era de la interconectividad.
En un mundo en el que los términos youtuber e influencer están tan de moda, y compartir información a través de redes sociales es una actividad habitual para casi toda la sociedad, se echa en falta una mayor conciencia social de lo importante que es tomar medidas de seguridad antes de enviar o publicar contenido y, lo que es más importante, educar a los más jóvenes en el buen uso de las nuevas tecnologías.
 
Parece que sólo aquellos que trabajamos o estamos en contacto con el mundo de la seguridad informática somos los que tenemos estas cuestiones en mente y que al resto de la sociedad no les preocupa hasta que, por desgracia, un día se topan con una situación desagradable provocada por este comportamiento y se llevan las manos a la cabeza.
 
Casos de bullying, chantajes, secuestros y hasta robos en casas suceden como consecuencia de un mal uso de las nuevas tecnologías y una ausencia de conciencia o laxitud respecto a la privacidad y la compartición de información a través de Internet.
 
Es común encontrar perfiles públicos o poco restringidos en redes sociales en los que, en el apartado de “información personal” se pueden encontrar datos que permiten identificar a una persona, revelar una forma para ponerse en contacto con ella o localizarla, cuáles son sus aficiones e incluso, sugerir circunstancias sociales y familiares. Este tipo de datos son muy valiosos para los cibercriminales, que pueden utilizarlos para cometer delitos. Sin embargo, los perfiles privados tampoco están exentos de riesgos, ya que las plataformas en las que se publican pueden tener agujeros de seguridad o existir intereses ocultos y producirse filtraciones de datos, como ocurrió recientemente con Facebook.
 
 
Cada vez es más frecuente que bandas de delincuentes recurran a técnicas de ingeniería social y recolección de información para cometer robos o fraude. Son muy sonados los casos en los que los delincuentes, analizando perfiles en redes sociales de sus víctimas, pueden llegar a conocer dónde viven y en qué momento se encuentra la casa vacía para perpetrar un robo. Esto se podría evitar siendo más cautos con la información que se proporciona cuando se publica contenido en Internet.
 
Para lo bueno y para lo malo, nos encontramos en un medio de un mundo interconectado y rodeados de dispositivos móviles que posibilitan la compartición de información en todo momento y con cualquier persona. Aunque por suerte, desde hace unos meses ya contamos con el Reglamento General de Protección de Datos, que nos ayuda a proteger la circulación de los datos personales de las personas físicas, no deberíamos perder el foco de lo que, desde mi punto de vista, es lo realmente importante y necesario en materia de seguridad y privacidad de la información: la concienciación.
 
Es necesario concienciar a todos los niveles, pero especialmente a los más jóvenes, que serán el futuro del mañana. Es muy importante que se enseñe desde niños a hacer un buen uso de las nuevas tecnologías para evitar que se produzcan casos de acoso, chantaje, robos, etc. y que, generación tras generación, construyamos una sociedad más segura y personas más celosas de su intimidad.
 

Podría Interesarte

Consumidor mexicano podría recompensar a organizaciones que protejan sus datos

Visto 105 veces Modificado por última vez en Miércoles, 02 Enero 2019 17:57
Inicia sesión para enviar comentarios