5 tips para acelerar la innovación

Tata Consultancy Services comparte algunos consejos para mantener tu visión empresarial a la vanguardia.
Los informes más recientes destacan el creciente impacto de las tecnologías digitales en los programas de innovación de todas las industrias, además de resaltar la importancia de la velocidad, escala y valor de innovar en un mundo cada vez más digital.
 
La parte más difícil de la innovación es llegar a la intersección de la oportunidad, el negocio y la tecnología. Y luego se vuelve más difícil: una vez en la intersección, ¿cómo aceleras el proceso de extraer valor intrínseco de la innovación y desatar su inherente potencial para generar negocios e ingresos? Y por si eso no fuera lo bastante difícil, ¿cómo puedes hacer que ese proceso se repita para lograr un impacto de innovación a escala?
Mostramos a continuación algunos mantras obtenidos a partir de nuestra experiencia en la última década.
 

1.- Amplia innovación

Descubrir “intersecciones de innovación” a escala se logra mejor por medio de un proceso de innovación que sea incluyente —extraer ideas y propuestas de todos los niveles de la empresa— en lugar de un enfoque vertical o centralizado. Todos los empleados, no obstante su puesto, tienen perspectivas únicas que pueden conducir a la siguiente gran innovación. Las ideas también pueden estar al “acecho” en los foros organizativos existentes en espera de que se desate su potencial.

2.- Sea exigente – tanto con las ideas como con los líderes

A medida que amplíe sus fuentes, pronto se encontrará inundado de ideas y propuestas, por lo que necesitará ser muy exigente al elegir aquellas en las que invertirá. ¿Qué tan futurista es la innovación? ¿Tiene la capacidad de rebasar los límites en cuanto a la aplicación de tecnologías emergentes o modelos de negocio disruptivos? Asegúrese de pensar detenidamente en todos los aspectos y aplique un criterio de evaluación adecuado que maximice la oportunidad de crear valor con éxito.
 
 
Luego, asegúrese de contar con la persona adecuada para guiar la innovación. Esto abarca más que poseer conocimientos sobre la empresa y la tecnología: necesita a alguien que tenga pasión, motivación y persistencia para enfrentar los altibajos del proceso de innovación y llevarlo al éxito. Lo ideal es poseer una mentalidad emprendedora combinada con una visión para la innovación y el apoyo de un equipo capaz.

3.- Capacidades de 360º

Toda iniciativa de innovación es como una empresa, en la cual el dueño de la iniciativa es el CEO. El líder debe contar con un equipo bien integrado que proporcione todas las capacidades que podría requerir la iniciativa. Además de experiencia tecnológica y empresarial, se necesitan capacidades funcionales como mercadotecnia, ventas, TI, RH y finanzas.
 
Aunque tener un equipo con todas estas capacidades sería ideal, no siempre es posible. Como promotor de la innovación dentro de su empresa, quizá necesite definir las capacidades que necesitan ser parte integral del equipo y ofrecer las demás capacidades a través de un equipo común que comparta múltiples proyectos de innovación.
 

4.- Moldear, esculpir, cultivar

El proceso de dar forma a las ideas comienza cuando la idea nace, continúa durante el proceso de desarrollo y evaluación de la propuesta y persiste a lo largo del ciclo de vida de la innovación. Como el promotor de la innovación, necesita fomentar las participaciones que ayudarán a dar forma a la idea para transformarla de un simple concepto en una innovación impactante. Esto consiste en expandir la idea, sugerir alternativas, fusionar diferentes ideas para crear algo más impactante, esculpir las ideas para mayor enfoque y motivar al innovador con nuevos desafíos.
 
 

5.- Supervise con rigor – obtenga retroalimentación oportuna

La mejor manera de saber si verdaderamente está avanzando es definir logros a corto plazo. Cada vez que cumpla un logro, puede medir el progreso real, además de los aprendizajes, inversiones realizadas y retroalimentación del mercado. Revisar los resultados puede ayudar a determinar el camino hacia el próximo logro, así como las participaciones requeridas.
 
 
Una buena manera de acelerar la innovación y evitar la pérdida de valor consiste en recibir retroalimentación oportuna de los clientes a quienes está dirigida la innovación. Sea flexible y considere cambiar de rumbo para no seguir invirtiendo en capacidades que quizá no satisfagan las necesidades reales de sus clientes.
 
 
Cambiar de rumbo también significa dejar ir una idea que antes parecía buena, lo que implicaría tirar por la borda todo el esfuerzo invertido (sin mencionar el orgullo herido). La decisión podría incluso radicar en abandonar por completo el proyecto. Es importante no enamorarse de las ideas para poder tomar decisiones objetivas y no malgastar el dinero.
 
 
Estos son nuestros mantras de innovación hasta ahora. Estoy segura de que nuestros aprendizajes continuos seguirán definiendo y guiando las innovaciones y a los emprendedores futuros.
 
Acerca del Autor
Anita Nanadikar es Vicepresidenta y Directora Global de la función de Incubación de la unidad de Investigación e Innovación (I+I) de TCS
Visto 58 veces Modificado por última vez en Miércoles, 13 Marzo 2019 11:49
Inicia sesión para enviar comentarios