Ventajas y desventajas del trabajo colaborativo

Conforme los modelos de trabajo evolucionan, las herramientas de colaboración adquieren una mayor importancia para los negocios.

Las empresas no están ajenas a las nuevas reglas de interacción remota, centradas en disponibilidad, acceso y comunicación en todo lugar y momento. De acuerdo con la consultora de mercados KPMG, quienes no practiquen el trabajo colaborativo pierden, en una estimación conservadora, a uno de cada cinco clientes.
 
Gracias a las nuevas tecnologías, no importa si los miembros del equipo de trabajo están dispersos físicamente: todos colaboran a la par en el mismo proyecto, con la posibilidad de hacer modificaciones a la vista del resto del grupo, observar un video, discutir los pormenores en línea, asistir virtualmente a presentaciones ejecutivas y acceder a archivos necesarios para cerrar una venta.

Desafíos y beneficios

Una estrategia de colaboración ofrece importantes ventajas empresariales, pero también retos que sortear. Para Ulises Cabrera, Especialista de Trabajo Colaborativo de Microsoft, desde el punto de vista tecnológico, es crítico contar con una red adecuada. Aunque también está el desafío de la brecha generacional y los esfuerzos de adaptación al cambio que es preciso realizar para que la iniciativa sea exitosa, así como la seguridad.
 
En opinión de Mario Cruz, Líder de Soluciones de Team Management de Avaya Américas International, otro reto es lograr un verdadero impulso de la productividad, pues en ocasiones los negocios implementan aplicaciones aisladas, lo que complica su gestión por parte de las áreas de TI y dificulta su uso.
 
Lo cierto es que hoy las herramientas de colaboración juegan un rol fundamental en la transformación digital (DX). De acuerdo con Jorge Salgado, Gerente de Desarrollo de Negocios de Colaboración de Cisco México, “no solo habilitan una comunicación eficiente y efectiva entre individuos y grupos de trabajo, además impulsan la automatización de procesos de negocio por su flexibilidad para integrarse a herramientas empresariales coma CRM, ERP y otras plataformas de negocio”.
 
Cruz expone que el principal valor de estas herramientas colaborativas, al implementarse de forma adecuada, es que permiten a las personas trabajar apoyándose en la información relevante y colaborar a través del mejor recurso disponible con la mejor herramienta en el momento adecuado.
 
En la lista de beneficios no se pueden dejar de lado la reducción de costos y el aumento del rendimiento laboral. En este sentido, Andrés Aldama, Socio de Asesoría en TI de KPMG en México, calcula que la agilidad de respuesta de equipos geográficamente dispersos aumenta hasta 50% cuando éstos pueden colaborar sin importar horarios, ubicaciones o dispositivos.
 
Esta entrevista fue publicada en el suplemento especializado IT Value dela revista Boletín de la Computación, año 33, número 397, marzo de 2019. Para conocer el contenido completo, consulta la versión digital en: https://bit.ly/2I5Sbq2
Visto 137 veces Modificado por última vez en Viernes, 29 Marzo 2019 17:27
Inicia sesión para enviar comentarios