Desireé Ortiz, la primera Directora General de Logitech México

Cuando asumió el cargo en 2016 había bajos niveles de rentabilidad y servicio; con su liderazgo la empresa consolidó su posición en México.
En el mercado tecnológico, Logitech es mundialmente conocido por la calidad de sus productos y por su liderazgo comercial. Sin embargo, es poco sabido que hace menos de 5 años, la subsidiaria mexicana enfrentaba la mayor crisis desde que inició operaciones, grandes desafíos por enfrentar como pobres niveles de servicio, problemas operacionales, equipo desmotivado y, lo más importante para cualquier negocio, una rentabilidad en picada.
 
Con ese panorama, Ortiz aceptó en 2016 la responsabilidad de convertirse en la primera Directora General de Logitech México y reposicionar a la firma. De acuerdo con la ejecutiva, el reto requirió de todo lo aprendido en más de 25 años de gestión de empresas como InFocus, Tallard Technologies, NCR, entre otras. En distintas regiones desde Canadá hasta Argentina y por supuesto, en su natal Puerto Rico.
 
Sin títulodesireee chiquita“El primer año estuvo lleno de retos y cambios necesarios para llevar a la organización a lo que es hoy. Recuerdo que al principio le hablaba al equipo de la visión a tres años y muchos pensaban que era imposible. Yo les decía: ¡Sí se puede!  Como resultado del esfuerzo de todo el equipo, Logitech México tiene un crecimiento a doble digito y rentabilidad récord. Lograr esto en un mercado maduro no es fácil. Siempre he soñado en grande y que bloque a bloque, paso a paso, todo se logra”, señaló la directiva.

Secreto de la transformación: retroalimentación interna

La base teórica de sus éxitos están en su preparación académica en la Rutgers University, y un sin fin de capacitaciones y seminarios en alta dirección, y explica que uno de los retos más importantes como directiva es tomar decisions riesgosas, pero necesarias. Además, el reposicionamiento de la marca requirió mucho más que su experiencia profesional, pues lo más importante es la participación de todos los colaboradores, por lo que Ortiz subrayó que otro gran desafío fue ayudar al equipo a estar abierto a recibir retroalimentación de sus compañeros sin tomarlo como personal.

Inspiraciones

Desireé es una de las mujeres más importantes del mercado tecnológico en México y en la región, pero eso no impide que con toda sencillez reconozca como mayor influencia en su vida a sus padres, quienes a ella y a sus hermanos les inculcaron valores como la honradez, la empatía, el ser agradecido, “de dar lo mejor de ti a la familia, a amistades y en el trabajo, pero sobre todo de siempre ser uno mismo, y nunca rendirse y aprender de tus errores”.

Lead by example

Como mujer, en un área que raro observar mujeres en puestos directivos, Desireé tomó el cargo en gran medida, para dar el ejemplo de que, actualmente, lo más importante son las estrategias de inclusión y diversidad en una empresa, de levantar la mano, de prepararse bien y de abrir camino para otras líderes. “Lead by Example, siempre ha sido mi mantra” resaltó.
 
Para finalizar, Ortiz aconsejó a las profesionistas de hoy “las mujeres tenemos el gran compromiso en estar mejor preparadas. Siempre le digo a mis colegas que sean genuinas, no traten de ser alguien que no son y que tomen riesgos calculados cuando sea necesario, que no teman a errar pues lo importante es aprender de nuestros errores y tomen tiempo para ayudar a otras mujeres mediante programas de sponsorship o mentorías”.
 
Esta nota forma parte del especial Mujeres Líderes TI, con el cual Boletín de la Computación y Seguridad TI conmemoran el Día Internacional de la Mujer #8M.
Agradecemos a todas las directivas participantes en este especial
Visto 213 veces Modificado por última vez en Viernes, 29 Marzo 2019 17:48
Inicia sesión para enviar comentarios