Comercio electrónico sigue creciendo a pesar del COVID-19

Comercio electrónico
Los compradores han cambiado no solo su estilo de vida, sino sus patrones de consumo; el comercio electrónico pasó de un 15% a 32% en pocos meses.

La contingencia sanitaria ha afectado la salud de las personas y múltiples actividades económicas, sin embargo, el nuevo comportamiento de consumo y el fortalecimiento de la cadena de valor de las ventas en línea son parte del desarrollo de soluciones de negocios que contribuirán al crecimiento del e-Commerce a corto plazo.

Paulina Ortiz, Associate Manager eCommerce de Nielsen, presentó en un webinar del ECSE eCommerce Summit & Expo, una radiografía de las tendencias del consumidor a partir de los cambios impuestos por la pandemia, y explicó que antes de la COVID-19, las principales preocupaciones de la gente tenían que ver con los índices del crimen, la economía y el trabajo, las cuales no han cambiado, pero ahora se les ha añadido la del cuidado de la salud.

En Nielsen han encontrado que a partir del confinamiento surgieron tendencias que han reconfigurado un nuevo perfil de consumidores. Entre ellas, figuran el crecimiento del canal de autoservicio en un 23%, ya que los compradores empezaron a abastecerse para tener una mayor cantidad de insumos; también aumentó 19% la venta de productos de marca propia; los productos empacados y perecederos crecieron 3%; el desplazamiento de productos de tamaño grande aumentó casi un punto porcentual; y los ingredientes para cocinar en casa aumentaron un 37%. Por otro lado, los productos que tuvieron caídas en sus ventas fueron belleza personal con 7% y los cosméticos con 37%.

“El ganador en esta temporada ha sido el e-Commerce, ya que pasó de un 15% a 32% en esta temporada. Definitivamente, los compradores han cambiado no solo su estilo de vida, sino sus patrones de consumo; debido al COVID-19 creció la permanencia digital”, dijo la experta.

Paulina Ortiz hizo notar que también los compradores en línea están destinando más tiempo y recursos para comparar, evaluar y decidir sobre sus compras, lo que ha contribuido al impulso de las ventas en línea, y se ha registrado un aumento de 6% en el tiempo de navegación en teléfonos inteligentes debido principalmente al crecimiento de apps desarrolladas para ofrecer más opciones de comercio en línea, aunque a cambio disminuyó en 12% en tablets.

“Definitivamente el comercio digital va a crecer en los hogares porque la presión del ingreso obliga a los consumidores a reconformar su gasto y sus compras, lo que también ha obligado a las compañías a modificar sus estrategias. También vemos que los consumidores con alto poder adquisitivo aumentarán el comercio en línea, sobre todo por el factor de la comodidad. Asimismo, detectamos que las promociones temporales han sido exitosas, como en el último Hot Sale, y por otro lado, las marcas propias y los productos de tamaño grande han resultado atractivas para vender online. Esas son algunas de las tendencias que deben atender las marcas de eCommerce para aprovechar el impulso de este momento y la vida después del COVID-19”, finalizó Paulina.

Lee más
Schneider Electric
Schneider Electric México reconoce a los mejores canales de 2019