El uso de coworkings en México va en aumento

El fomento a la productividad, la flexibilidad de tiempos, el ahorro y la posibilidad de generar networking son las principales ventajas que los freelancers ven al laborar desde un coworking.

Desde hace un par de años, los emprendedores siguen la tendencia de uso de oficinas compartidas o mejor conocidas como “coworkings”, esto por las comodidades que provee. Según el pronóstico de la Global Coworking Unconference Conference (GCUC), para 2022 se espera que existan más de 30 mil coworkings a nivel mundial, y cerca de 5.1 millones de profesionales trabajando en estos sitios.

Particularmente  en México, un grupo importante que utiliza estos espacios son freelancers. De acuerdo con el Reporte Workana 2019, en el último año los independientes que eligen un cowork como su principal lugar de trabajo pasaron del 6% al 15.2%, es decir, más de un millón de freelancers se están moviendo a espacios compartidos para laborar.

“Para los freelancers resulta atractivo el uso de coworkings, por brindar la flexibilidad que ellos buscan. Los independientes tienen una cultura de libertad muy arraigada, y poder acudir a la oficina sólo por algunas horas a la semana, sin pagar un mes completo de renta, es de gran valor para ellos”, menciona Guillermo Bracciaforte, cofundador de Workana.

El reporte también revela que los independientes trabajan desde múltiples sitios, pero laborar desde casa es su opción preferida, señalada por el 75.4% de los encuestados. Sin embargo, sólo el 16.9% expresó que su hogar es el único espacio donde laboran, pues la mayoría también acude a bibliotecas, cafeterías y oficinas compartidas cuando necesitan mayor concentración.

“Una ventaja de este tipo de espacios de trabajo es que permiten incrementar la productividad. Su diseño y ambiente promueven en los usuarios mayores niveles de concentración sin sacrificar la comodidad. Con ello, los freelancers dejan de lado las múltiples distracciones que pueden encontrar en el hogar y se enfocan 100% en su proyecto”, añade Bracciaforte.

El ahorro también es un elemento importante que los trabajadores independientes toman en cuenta al momento de elegir un coworking como lugar de trabajo. El pago de luz, internet, limpieza, café, agua e impresiones son gastos operativos que quedan cubiertos con la membresía de estos espacios, lo cual es una buena inversión a corto plazo.

La oferta de estos espacios también ha aumentado, y entre ellos se hay una amplia oferta de servicios que atienden las necesidades del trabajador independiente o PyMES, quienes también laboran desde estos sitios. Al menos en la Ciudad de México existe una oferta de más de 100 espacios compartidos para trabajar, y en total México cuenta con más de 300 espacios, según la plataforma Coworker.

Síguenos en
Facebook: Boletin.Computación
Twitter: Boletin_Compu
Youtube: Boletin de la Computación

Lee más
Cómo elegir un sistema de videovigilancia efectivo para el sector retail