Slide Slide Slide Slide

Digitalización corporativa: más productividad donde ni imaginamos

Damián Malfatti, TOTVS
La suma de lo palpable u oculto en la digitalización aporta lo que más buscan las empresas: estrategia de negocios y productividad.

El mercado corporativo mexicano entendió en 2020 lo importante que es invertir en soluciones de digitalización tecnológica para adaptarse a los cambios que enfrenta el país y el mundo durante la pandemia —y este proceso ahora debe continuar en 2021. Según la consultora mexicana Select, el sector debe crecer hasta un 6.4% este año, aunque la economía sigue afectada por los impactos de la crisis.

Sin embargo, más que una necesidad para los tiempos actuales, la digitalización corporativa, aplicada con estudio y planificación, es un verdadero diferencial competitivo. Las principales ventajas tangibles son bien conocidas y comienzan a difundirse más entre las empresas mexicanas.

Entre los beneficios, podemos destacar el ahorro de tiempo para realizar tareas manuales y la mitigación de errores en estas actividades, obtenidos con la automatización de diversos procesos; o incluso la facilidad de tener siempre a mano toda la información de la empresa, con una visibilidad completa de la operación, con la ayuda de un software de gestión avanzado. Estas funcionalidades más comunes, juntas, proporcionan reducción en los gastos, aumento de productividad y permiten que las compañías tengan más tiempo para dedicarse a su core business.

Además de las ventajas competitivas, la transformación digital también trae una gama de beneficios corporativos menos visibles, pero igualmente importantes para mantener compañías y organizaciones un paso por delante de la competencia. Este mismo ERP moderno y avanzado, que brinda una visión integral del negocio, también puede, por ejemplo, generar reportes señalando posibles correcciones en procesos rutinarios en los que existe una pérdida de tiempo y recursos, o incluso identificar y ajustar compras que están siendo hechas de manera equivocada para la producción.

Otro ejemplo es la gestión logística. Un sistema con soluciones integradas señala cómo mejorar tanto el almacenamiento como la distribución de productos, lo que puede marcar una gran diferencia en el flujo de caja de la empresa y el tiempo dedicado a estas tareas. Ventaja similar también se puede ver con la maquinaria de la fábrica. Al conectar el equipo al software de la empresa, es fácil entender qué máquinas se pueden utilizar mejor y cuándo anticipar el mantenimiento, evitando nuevamente pérdidas y ahorrando recursos.

La suma de todo esto, de lo palpable u oculto, aporta lo que más buscan las empresas: estrategia de negocios y productividad. Digitalización y eso, marca una diferencia positiva para las empresas incluso cuando no podemos ver.

[ Damián Malfatti | Director de TOTVS HUB Norte ]
Lee más
Dell Technologies
Dell Technologies buscará lograr cero emisiones para el 2050