Todo lo que necesitas saber sobre el desarrollo de edificios inteligentes

Como integrador debes conocer las siguientes tendencias para poder sentar bases sólidas en el desarrollo de ciudades inteligentes.

Muchos de los conceptos populares para la industria sobre los que se habló el año pasado continuarán en 2019 y serán el motor de cambio en los edificios inteligentes: datos, Internet de las cosas (IoT), conectividad inalámbrica y Mobile Edge Computing (MEC); cableado y los estándares serán los mayores impulsores. Todos estos conceptos llevarán a la convergencia y la necesidad de preparación, al tiempo que los edificios inteligentes se convierten en la base de los campus y ciudades inteligentes.
 
Los datos son clave para la transformación
Después de todo, pasar de un edificio inteligente a un edificio “super” inteligente requerirá aprovechar todos los datos disponibles de estos nuevos sistemas, muchos de los cuales aún no se han implementado, así como de todos los datos de los sistemas heredados del edificio, para después usarlos para tomar decisiones que optimizarán el buen funcionamiento y el mantenimiento de ese edificio.
Lo mejor que pueden hacer los dueños de los edificios es implementar sistemas y la infraestructura que obtendrán los datos, y que sean lo suficientemente flexibles como para permitirles utilizarlos a medida que otros sistemas estén disponibles en el futuro.

Conectividad inalámbrica

A medida que IoT continúa evolucionando y generando datos, los fabricantes y proveedores ofrecerán una gran variedad de diversos tipos de dispositivos para todo, desde conectividad básica hasta recolección de datos y una convergencia de tecnologías.
 
 2019 será un año de preparación y convergencia, ya que los propietarios y administradores de edificios
deberán sentar las bases para futuros desarrollos que les ayuden a abordar estas tendencias.
 

Avances de tecnología y estándares de cableado

Las tendencias inalámbricas pueden determinar las necesidades de cableado para edificios, sin embargo, la potencia es otro elemento que está dictando cambios en éstos. En septiembre de 2018 se realizó la definición del último estándar de cuatro pares de potencia sobre Ethernet (PoE), IEEE 802.3bt, que introdujo dos tipos de alimentación adicionales: Tipo 3, de hasta 55W, y Tipo 4, de entre 90W y 100W. Como resultado, se puede esperar una proliferación en el número de dispositivos más preocupados por la entrega de energía a través del cableado estructurado en lugar del ancho de banda.
 
Los estándares globales como estos serán cada vez más importantes en un cada vez más creciente mercado global; después de todo, diferentes regiones tienen distintos requisitos. Sin embargo, con un enfoque de la tecnología basado en estándares y su implementación, además de organismos como IEEE que mantiene una presencia global y una conciencia cultural, será posible que las empresas compitan en un contexto relativamente nivelado sin dejar de ser lo suficientemente flexible para comprender las diferencias regionales.
 
 

Podría Interesarte

5 beneficios de la videovigilancia inteligente

Lee más
eCommerce, Home Office
eCommerce y Home Office, prioridades de las empresas en México