×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 2192

Construyendo el cómputo del futuro: Dell

Centrado en las demandas de productividad y movilidad, el fabricante generó un portafolio para cubrir las necesidades de la nueva fuerza laboral.

Ciudad de México. De cara a un proceso de transformaciones, de la digital a la laboral, Dell EMC ha identificado una serie de vertientes de oportunidad, donde el cómputo sigue siendo un elemento de sentido para las empresas. Señalando esta necesidad, la compañía ha bocetado 7 perfiles de usuario empresarial, 4 de los cuales recaen en el campo de la productividad tradicional y 3 se enfocan en requerimientos especializados, desglosándose en categorías de acuerdo a su forma de acceder a la tecnología para la realización de actividades:

1. Centrados en el escritorio: Pasa 81% de su tiempo fijo a su espacio de trabajo.

2. Usuarios móviles

    • Trabajadores remotos: Suelen trabajar desde casa o un punto fijo pero externo al espacio físico del corporativo
    • Guerreros del corredor: Están centrados en la oficina, pero recorren diferentes espacios dentro de la misma, no limitados a un escritorio
    • Profesionales en movimiento: Tienden a hacer múltiples traslados durante el día, en reuniones o citas que conllevan puntos alejados entre si y, por lo general, de visita no recurrente.

3. Labores intensivas: Emplean requerimientos de hardware, software, servicios y rendimiento, crítico o dedicado.

    • Creativos
    • Ingenieros
    • Trabajadores de campo

"Cuando se trata realmente de trabajo, todos volvemos a la PC. Es lo único que se mantiene, porque el entorno laboral y la forma en que trabajamos ha cambiado en muchos aspectos en los últimos años, transformaciones tecnológicas que han impactado los modelos y maneras en que trabajamos. Hoy en día el trabajo ya no es un lugar, no se trata de ir a una oficina, es una actividad que se puede hacer desde cualquier momento y en cualquier lugar, y Dell tiene como objetivo clave el impulsar el habilitamiento de esta nueva fuerza laboral," explicó Ada Cleghorn, Directora de Marketing para Client Solutions en Dell EMC Latinoamérica.

Tales modificaciones en los modelos de trabajo derivan, en gran medida, de la revolución digital, planteando los siguientes escenarios:

  • Dos terceras partes de los trabajadores realizan actividades desde casa
  • 60% trabaja después del horario de oficina
  • 39% de los usuarios emplea múltiples dispositivos mientras viajan por trabajo
  • Entre el 10 y 16% de los usuarios tienen requerimientos tecnológicos críticos y especializados

Sin embargo, la oferta de Dell EMC se extiende más allá de la experiencia de uso, contemplando también la labor del departamento de TI, consolidando los aspectos clave de administración, seguridad y soporte, ante lo que estructura propuestas de valor en la atención de migración de datos, ciclo de vida de los equipos, automatización de despliegue individual y prevención de perdida de datos; esto a través de los servicios ProSupport Plus y ProDeploy Client.

"Todo está cambiando, no solo las empresas, sino también el canal necesita entender y adoptar estas innovaciones para convertirlas en ventajas competitivas de cara al cliente. Los distribuidores tienen que convertirse en aliados estratégicos, por eso trabajamos con ellos para que puedan acompañar a los usuarios en este proceso de evolución, que los lleven de la mano para ayudarlos a adoptar esas nuevas tecnologías, de modo que hagan de estas una herramienta de optimización en su operación, su oferta y la forma en que atienden a sus clientes," comentó.

Un panorama cambiante

Como parte de esta vertiente prospectiva, la compañía liberó también una serie de datos que visualizan la evolución del mercado TI para el 2030, identificando la forma en que las tecnologías disruptivas modificarán la manera en que los seres humanos adoptan e interactuan con estos dispositivos. 

"Todos estos avances tecnológicos y tendencias son ya parte de nuestro día a día, deben ser plataformas que nos permitan sacar todo el potencial humano que estamos desarrollando. El mundo digital es hoy, esta tranformación es algo que nos permite entender el comportamiento de nuestro mundo, la forma en que funcionan las personas y como adaptar nuevos modelos de negocio a las necesidades específicas del mercado. Es algo que está sucediendo en muchas industrias de diferentes países, una disrupción que impactará profundamente en prácticamente cualquier sector y mercado," apuntó Juan Francisco Aguilar, Director General de Dell EMC México.

Tal información, recabada de una encuesta global realizada a alrededor de 4,000 usuarios en más de 14 países, señala como se desplegará la relación entre humanos y máquinas en la próxima decada, y la forma en que esto transformará la manera en que trabajamos, convivimos y entendemos la tecnología como parte de nuestra realidad. Esta serie de entrevistas, generada por el Institute of the Future, se complementó con datos recabados en el Digital Transformation Index y un workshop realizado con 20 líderes globales de opinión, especializados en el rubro.

De acuerdo a este informe, se observó una crisis importante en la adopción de la transformación digital, no en el sentido de bajas económicas o problemáticas perceptibles a primera instancia, sino en un rezago estratégico que puede implicar la obsolescencia de modelos de negocio y empresas que, por la falta de adaptabilidad y capacidad de innovación, puedan llegar a desaparecer en el futuro cercano.

"Los que están visualizando estos líderes de negocio es que vendrán cambios profundos en sus sectores y empresas, derivados de la tranformación digital. Las tecnologías emergentes están cambiando al mundo, los clientes están exigiendo mejores servicios, más rápidos y de mejor calidad, donde no se trate al cliente como un número más, sino que se le de una atención personalizada a sus características. Hace más de 100 años, cuando empezaba la electricidad, se pensaba en esa tecnología como un poder transformador, hoy es algo casi imperceptible, vemos a la electricidad en todas partes y no piensas en como va a cambiar, y eso es algo que vamos a ver con las tendencias actuales," agregó .

Derivado de esto, se identificó lo siguiente:

  • 45% de las empresas cree que es posible que sus negocios se vuelvan obsoletos en los próximos 3-5 años
  • 48% no sabe como se verá su sector dentro de 3 años
  • 52% ha experimentado importantes disrupciones en su nicho en los últimos 3 años
  • 78% considera a las empresas emergentes digitales como una amenaza para su negocio, ahora o en el futuro

Esto a su vez implica el entendimiento de una ola de transformación imperativa, sin embargo todavía son pocas las organizaciones que han implementado alguna estrategia para adoptar estas vertientes en su negocio, identificandose que de las empresas entrevistadas 15% caen en una situación de rezago digital, 32% se consideran seguidores digitales, 34% aún se encuentran en una etapa de evaluación, 14% inician la adopción de estas tendencias y 5% califican como líderes digitales.

Anclado de este horizonte, Dell EMC plantea a estas tecnologías como los 5 ejes de la transformación digital:

  1. Inteligencia Artificial y Aprendizaje Automático
  2. Robótica
  3. Realidad Aumentada y Realidad Virtual
  4. Cómputo en la nube
  5. Internet de las Cosas

"Es algo que va a evolucionar de manera estratégica, para 2030 son tecnologías que prácticamente vamos a tener embebidas en todas las interacciones, ejes que van a establecer nuevas asociaciones dinámicas entre humanos y máquinas, profundizando en la relación entre ambos y enriqueciendo el vínculo, impulsando las capacidades humanas para resolver problemáticas que hoy en día ni siquiera sabemos que van a existir, y donde nuestro papel principal va a ser el de convertirnos en conductores digitales," indicó el ejecutivo.

Ahondó en que las labores productivas serán constituidas por la automatización y aceleración de tareas con el pilar de las máquinas, mientras que las personas aportarán el factor creativo y emocional, atendiendo la resolución de problemas complejos y en contexto, donde la principal tarea humana dependerá de su capacidad de adaptación, aprendizaje e interacción con la tecnología.

"Nuestro mundo está lleno de nuevas e increíbles posibilidades, que cambiarán la manera en que vivimos y trabajamos. Esta revolución digital, dará lugar a neuvas asociaciones entre humanos y máquinas, permitiéndonos superar nuestras limitaciones, funcionando como conductores digitales, lo que transformará la forma en que desarrollamos negocios, trabajamos, descubrimos talentos y aprendemos, haciéndonos más eficientes. Las organizaciones tienen que prepararse, porque en el 2030 la tecnología formará parte de todo lo que hagamos, y este es el momento de evolucionar," finalizó Aguilar.

Visto 428 veces Modificado por última vez en Miércoles, 12 Julio 2017 17:42
Inicia sesión para enviar comentarios