La tecnología transforma entornos laborales

La conectividad hace posible que las oficinas aprovechen los beneficios de la movilidad. El reto es evolucionar de la oficina tradicional al digital workplace.
Impulsadas por la transformación digital, las empresas implementan nuevas estructuras organizacionales para agilizar la toma de decisiones e incrementar su rentabilidad, así como la productividad de sus colaboradores –en su mayoría millennials-, para quienes es fundamental sentirse reconocidos e identificados con los objetivos corporativos y, al mismo tiempo, cómodos en su espacio laboral.
 
Los lugares de trabajo digitales tienden a fomentar la colaboración, la flexibilidad y el networking entre colaboradores y directivos, que cabe señalar, tienden a reducirse en cantidad, pues la estructura organizativa horizontal –misma que reporta grandes beneficios operacionales– elimina la mayoría de los niveles de mandos medios y de sus funciones, con lo que la alta dirección está en contacto directo con los trabajadores de primera línea (vendedores, servicio técnico, etc.), los empleados de la planta de producción y clientes.
 
Ejes de la transformación
La necesidad de movilidad e interacción del capital humano ha dado como resultado la adaptación de espacios, en apoyo de los procesos de operación, para aumentar su productividad, lo cual provoca que los espacios corporativos tradicionales se estén adaptando a nuevos conceptos de trabajo.
 
oficina-tecnologia digital
 
A mayores requerimientos de recursos tecnológicos para la colaboración y movilidad, menores necesidades de espacio o de ocupación exclusiva. Hoy es habitual encontrar espacios laborales en donde ya no existen cubículos que separen a los colaboradores; al contrario, las personas pueden trabajar en cualquier silla, loft, escritorio o mesa compartida, por mencionar algunos mobiliarios que forman parte del ecosistema.
 
Al respecto, Desireé Ortiz, Directora General de Logitech México, aseguró que “la videocolaboración debe ser prioridad para los empresarios mexicanos. Cada día vemos más la implementación de oficinas abiertas, donde ya no existe la privacidad, sino que se comparten salas abiertas”.
 
Por ello, el presupuesto de las empresas ha cambiado, “hoy pueden ahorrar miles de pesos en arrendamiento, viajes, seguridad y tiempo, previendo a los colaboradores de una videocámara. Asimismo, pueden mejorar la velocidad en la toma de decisiones y la integración de personas que laboran bajo el esquema home office (a distancia). Se acortan las distancias”.
 
Este reportaje fue publicado en la edición impresa de la revista Boletín de la Computación, año 33, número 393, noviembre de 2018. Para conocer el contenido completo, consulta la versión digital en: https://bit.ly/2PtJL0T
 
 
Visto 171 veces
Inicia sesión para enviar comentarios