8 recomendaciones para las PyMEs en crisis

Las empresas se enfrentan a diferentes pruebas para mantenerse en el mercado. Revisa las recomendaciones de los expertos antes de tomar cualquier decisión.

La crisis es uno de los mayores temores para los emprendedores o dueños de negocios y no necesariamente por un mal manejo de recursos, sino por diversos factores como el social, político y el global.

Es por ello que ante la reducción de probabilidades de que una PyME sobrevida en un mercado cada día más global, los expertos de Quickbooks, empresa experta en el acompañamiento y soporte a pequeñas y medianas durante su crecimiento, comparten ocho recomendaciones que bien podrían ayudar a los empresarios a tomar la decisión más correcta.

1. Disminuye tu vulnerabilidad

Las Pymes son las más vulnerables en las crisis financieras, por eso uno de las mejores formas de prever caer en una, es justamente reduciendo la vulnerabilidad al contar con un fuerte control de gastos. Lo anterior significa que no debemos gastar capital que nuestra empresa no pueda pagar en un corto plazo. Antes de realizar cualquier compra, contratar personal o adquirir bienes raíces, debes evaluar si realmente es necesario y si cuentas con los recursos suficientes para hacerlo.

2. Revisa tus gastos

Si ya te encuentras en una crisis, es momento de que revises en qué estás gastando los recursos. Tal vez necesites detener la producción durante algún tiempo, hacer un recorte de personal, pedir financiamiento a corto plazo o hacer ofertas a tus clientes para reactivar tu negocio económicamente.

3. Revisa tus inventarios

Si vendes artículos o productos, es de suma importancia tener claro el inventario de tu empresa, tal vez dependiendo del volumen puedas aprovechar para vender y deshacerte de algunos que te sobren sin “desperdiciarlos”. Incluso negociar con otras empresas para hacer un intercambio de productos y de esta manera obtener algo que te sea más indispensable y te haga falta.

4. Disminuye tus costos

Esto debe realizarse con cuidado, ya que, si en el intento de disminuir costos reduces la calidad de tu producto, podría tener un impacto negativo en la empresa. Lo importante es que evalúes de qué manera vender un producto más barato, pero manteniendo ciertas propiedades para que no pierdas la preferencia de tus clientes por tu producto o servicio.

5. Plazos de financiación

Puedes discutir con tus proveedores la situación en la que se encuentra tu empresa para que te den plazos para cubrir pagos. De esa manera tendrás un respiro para reestructurar tus finanzas y no tendrás que preocuparte inmediatamente por esos grandes pagos.

6. Hacer prórrogas de pagos

Es complicado y solo debe hacerse con proveedores o personas con mucha confianza y que ellos tengan la seguridad de que efectivamente vas a cumplir con los pagos. Es algo que se hace “de buena fe” entre la empresa y otra persona. En tiempos de crisis, las relaciones que hayas construido y que formen parte de tu red de contactos, son tus mejores aliados.

7. Quitar gastos no prioritarios

Gastar en publicidad o manejo de redes es importante, sin embargo, en momento de una crisis son los primeros gastos que se deben recortar. Puedes mantener al mínimo actividades en este rubro, esto con el objetivo de que solo tus clientes sepan que, a pesar de la crisis, tu empresa sigue funcionando, o bien para darles a conocer ofertas y promociones que puedan ayudarte a generar ganancias.

8. Busca aliados

Una crisis económica es una oportunidad para encontrar alianzas con otras empresas o personas interesadas en lo que hacemos. Lo anterior tampoco debe comprometer a tu empresa para salir de la crisis. Es importante que en estas situaciones seas creativo, innovador y consideres ideas que tal vez suenen arriesgadas.

Finalmente, antes de decidirte a cerrar la empresa lo mejor es considerar todas las opciones.

Visto 117 veces Modificado por última vez en Martes, 16 Julio 2019 18:52
Inicia sesión para enviar comentarios