Campus inteligentes, el futuro de la educación

Este tipo de proyectos son la base de las Ciudades Inteligentes en donde movilidad, conectividad, seguridad, iluminación y consumo energético son fundamentales.

Una de las tendencias emergentes en la educación a nivel mundial son los campus inteligentes, instalaciones diseñadas para poder crear una mejor experiencia no sólo para estudiantes, sino que en ocasiones pueden ser el precedente de una ciudad inteligente. Sin embargo, es fundamental la preparación, así como experiencia para poder desarrollar la implementación de infraestructura de cableado y nodos de red para lograr el cometido.

Al respecto, Jorge Pérez, Encargado del Área de Control de Documentación en PG Com, comenta que poder participar en un proyecto tan impactante como un campus inteligente es algo que emociona.

“Un campus inteligente puede ser pieza clave en el desarrollo de una ciudad inteligente. Tienen varias necesidades en común, como la movilidad, conectividad, seguridad, iluminación, consumo energético, entre otros. Todo esto en una menor escala, un ambiente urbano sin dejar de lado las innovaciones que presentan algunas universidades, como son las clases mediante realidad virtual, para lo que es fundamental una infraestructura sólida que garantice la conectividad óptima”, aseguró el directivo.

Agregó que gracias a las tecnologías en los campus inteligentes se impulsan nuevas capacidades para redefinir las salas de lectura, se crean espacios de trabajo más flexibles de colaboración y planes de estudios basados en datos nuevos e interesantes; sin embargo, deben lograr la convivencia de diversas tecnologías de seguridad, iluminación y demás elementos que logren generar un sistema unificado para formar un ambiente de seguro, práctico y escalable.

Para lo anterior, diferentes dispositivos deben estar conectados entre sí, por ejemplo, cámaras de videovigilancia, alarmas y luminarias inteligentes, la cuales en conjunto permitirán tomar decisiones automatizadas en tiempo real para optimizar el funcionamiento de las instalaciones.

“Las universidades están implementando aplicaciones que mejoran la eficiencia, reducen costos, generan nuevas fuentes de ingresos y, lo que es más importante, mejoran el valor a la experiencia de aprendizaje de sus estudiantes. Al planear con anticipación, utilizar enfoques de financiamiento creativos y redes convergentes alrededor de los despliegues de fibra en todo el campus, estos avanzarán en el camino hacia ser más inteligentes en 2019”, concluyó Jorge Pérez.

Visto 69 veces
Inicia sesión para enviar comentarios