Retail, ¿cómo subsistir en la era digital?

La tienda física no es excluyente de la digital, las tecnologías permiten que recupere su posición en el mercado.

El impacto generalizado de lo digital es una realidad que se percibe prácticamente en todos los ámbitos, pero en pocos sectores se evidencia tanto su efecto disruptivo como en el del comercio minorista. Esta tendencia ha derivado en el cierre de importantes tiendas tradicionales.

A pesar de este panorama, tienda física y tienda online no necesariamente son términos excluyentes, ya que el crecimiento de las tecnologías digitales presenta una oportunidad inigualable para que los minoristas tradicionales recuperen su posición en el mercado y creen una experiencia de cliente que vincule todos los puntos de contacto durante su proceso de compra. Las tiendas física y virtual no compiten entre sí, sino que se complementan.

La ventaja digital de las tiendas físicas

Es muy probable que los reportes sobre la muerte de las tiendas físicas sean prematuros, ya que los minoristas más tradicionales están descubriendo que su aparente vulnerabilidad bien podría terminar convirtiéndose en fortaleza... Al poner un énfasis renovado en sus bienes raíces digitales, los encargados de las tiendas físicas minoristas pueden combinar los beneficios relativos de los mundos físicos y virtuales para crear una oferta diferenciada para sus clientes.

Su presencia física crea una oportunidad para una relación directa y personal, y el valor de la marca que existe en el nombre de una tienda tradicional sigue siendo un diferenciador fuerte frente a los menos conocidos minoristas “solo-online”. Los minoristas tradicionales son conscientes de esta oportunidad, y ahora están obteniendo más dinero que nunca de sus tiendas online. Por ejemplo, el año pasado, Falabella, la empresa de retail más valiosa de América Latina –opera en Chile, Argentina, Brasil, Perú, Colombia y México–, contabilizó un volumen de ventas online de US$ 987 millones.

La combinación de lo digital y lo in-store permite a los minoristas personalizar aún más el look & feel de sus tiendas online, optimizar la experiencia del consumidor en función de sus comportamientos de compra, preservar y mejorar las relaciones con los usuarios por correo electrónico o notificaciones vía apps y crear eventos y ofertas irresistibles para atraer más clientes hacia sus comercios.

  1. Ventajas de la publicidad programática

Los canales pueden haber evolucionado, pero los principios siguen siendo los mismos. La publicidad funciona y los minoristas pueden captar y dirigir a los compradores tanto hacia sus plataformas online como hacia sus tiendas físicas, brindándoles promociones especiales.

  1. Piensa omnicanal

Los puntos de contacto del consumidor no actúan aisladamente. Al igual que un consumidor que se involucra con las cuentas de redes sociales de un minorista también puede ser receptivo a la comunicación por correo electrónico, alguien que compra en una tienda online también puede disfrutar visitando tiendas físicas. La venta minorista omnicanal no solo cubre todos los puntos de contacto de los usuarios (en ubicaciones físicas, comercio electrónico, apps móviles y redes sociales), sino que también los organiza de manera que contribuyan sincronizadamente a producir una mejor experiencia de compra.

  1. Combina los mundos online y offline

Los encargados de tiendas físicas minoristas pueden aprovechar esta tendencia en su beneficio, valiéndose de lo digital como un medio para mejorar la experiencia de la vida real, más que como como un fin en sí mismo. Para capturar este sentimiento, los minoristas deben tratar de utilizar su experiencia digital para atraer y seducir a los clientes para que visiten su tienda física, ofreciendo eventos e interacciones únicos e irrepetibles.

  1. Ofrece una mejor experiencia

Al invertir en su presencia online y buscar mejores maneras de vincular directamente las experiencias online y offline, los minoristas pueden obtener una ventaja distintiva por sobre los competidores que solo son digitales. La experiencia debe ser fácil –sin contratiempos–, interconectada y enfocada en las preferencias del consumidor, de manera que promueva vivencias mucho más ricas que las que se podrían esperar en el ámbito digital-only.

[ Tiago Cardoso es  Director de Cuentas de Criteo para América Latina ]

Visto 78 veces Modificado por última vez en Jueves, 01 Agosto 2019 15:12
Inicia sesión para enviar comentarios