Portada de Servicios

next
prev

La nota de hoy

Video Servicios

Otras Notas

¿Cómo adaptarse ante la inminente nueva era de la Revolución Industrial?

Los dispositivos y productos inteligentes interactúan entre si de manera transparente, pero su eficiencia depende de un factor básico. Descubre cual, aquí.
El Internet Industrial de las Cosas está transformando los modelos de negocio en distintos sectores. De acuerdo con la consultora IDC, al finalizar 2017 el mercado de IoT alcanzará un valor aproximado de 4 mil 158 millones de dólares sólo en México.
 
Con la llegada de esta megatendencia, las reglas de competencia, producción y prestación de servicios están cambiando; ahora las organizaciones pueden ofrecer servicios y productos híbridos que generarán nuevos ingresos.
 
De acuerdo con la consultora PriceWaterhouseCoopers, para 2020 la industria manufacturera global aspira a un rango de 72% en su nivel de digitalización . Se espera que, gracias a ello, las compañías de este sector puedan alcanzar una reducción de costos por arriba de los 420,000 millones de dólares, en un lapso de tan solo cinco años.
 
Pero ¿de qué se trata la industria intuitiva? una perspectiva distinta en donde el foco de atención no es qué tan conectados podemos estar, por el contrario, es momento de enfocarnos en los resultados reales y el valor añadido que esto implica.
 
Los dispositivos y productos inteligentes conectados pueden interactuar de manera transparente, permitiendo a las industrias digitalizase para obtener más eficiencia, más control y más valor. El futuro de las industrias intuitivas depende de una arquitectura de IOT de extremo a extremo que elimine la complejidad de su adopción.
 
Todo ello se logra a través de una arquitectura integral, donde sea posible minimizar la complejidad. Es decir, trabajar con la tecnología que ya existe añadiendo nuevas capacidades, funcionalidades y conexiones. EcoStruxure™ de Schneider Electric.
 
Hoy con la evaluación del IIoT y la introducción de la industria intuitiva podemos reconocer elementos que cualquier compañía debería tener en cuenta frente a estos cambios:
 
  • Estandarización. Es necesario el establecimiento de estándares para permitir que productos inteligentes, maquinaria y bienes puedan conectarse e interactuar de manera transparente. La estandarización de la que hablamos va un paso más allá de los simples protocolos de comunicación e implica la creación de semántica estándar y mecanismos que permitan a los dispositivos descubrirse e interoperar.
  • Ciberseguridad. La expansión de IIoT (Industrial Internet of Things) está acelerando la necesidad de implementar la ciberseguridad en los sistemas de control industrial. El IIoT trae consigo una alta complejidad que no estaría completa sin tener en cuenta la ciberseguridad que debe incorporarse a todos los componentes que conforman los sistemas de automatización.
  • Competencias de trabajadores. Las habilidades necesarias para diseñar y operar con sistemas basados en IIoT son algo diferentes de las que se han estado demandando hasta el momento para sistemas clásicos de automatización.
El creciente número de dispositivos conectados ha puesto los cimientos del IIoT y la convergencia entre tecnología de la información y tecnología de operación está construyendo los pilares de crecimiento. Aunque la tendencia está protagonizando los debates del sector industrial, no rompe totalmente con lo existente. Sino que es una evolución que ha de llevar a la industria a dar un paso más, a crecer más y a hacerlo mejor: una nueva era de revolución industrial
Visto 664 veces Modificado por última vez en Lunes, 02 Octubre 2017 11:46
Inicia sesión para enviar comentarios