3 pasos para adoptar y fomentar el trabajo en equipo

La realidad es que cada compañía se enfrenta a sus propios desafíos de colaboración y logística, y ninguna quiere admitir que está cayendo en este tipo de dinámicas. Ciudad de México. Es difícil darse cuenta cuando los trabajadores se encuentran en un ambiente laboral no colaborativo. No obstante, las señas suelen ser claras para detectarlo: algunos equipos tiene acceso a los recursos rápidamente mientras otros pierden tiempo en buscarlos, los proyectos nunca parecen terminar ya que la solicitud de cambios o revisiones se alargan, y por último la rotación suele ser alta ya que el personal ha perdido la esperanza de que van a ser promovidos.

1. Fomentar la experimentación
Dado que las empresas se hacen cada vez más grandes, las decisiones basadas en el mérito se convierten en una lucha, y ciertas voces se vuelven más fuertes que otras en un campo de juego cada vez más desigual. Una forma de superar este reto es implementar procesos de toma de decisiones basados en el mérito y dar a los empleados la oportunidad de introducir, probar y validar nuevas ideas. Para hacer frente este problema, Ricoh presentó la Pantalla interactiva D5500 que permite que las conferencias con comités y sesiones de formación resulten más productivas y económicas, así como para una presentación y revisión más práctica y sencilla desde computadoras o dispositivos inteligentes.

2. Crear más visibilidad
Los malentendidos se encuentran en el corazón de todas las culturas no colaborativas. Actualmente, las apretadas agendas de los trabajadores provoca que sea más difícil para los colaboradores se hablen fácilmente entre sí; pero es más fácil que la información se pierda o se tergiversa. Una forma para que las empresas hagan frente a este desafío es implementar un software de gestión de proyectos que mantiene a los miembros del equipo actualizados con la información que se va generando.

La clave para elegir la herramienta adecuada es comenzar con el flujo de trabajo y las necesidades únicas del equipo. Un recurso que puede ayudar son los Sistemas de Comunicación Unificada de Ricoh que fomentan el trabajo en equipo de forma remota, de modo que los profesionales puedan compartir información y comunicarse cara a cara independientemente de su ubicación.

3. Prioridad a la educación
Cada nueva herramienta y proceso viene con una curva de aprendizaje. Es por eso que es importante mantener a todo el equipo participando y comprometido en cada paso de la transición de la organización. Por ello, es importante crear procesos para ayudar a los equipos a aprender acerca de los grandes cambios que ocurren dentro de la compañía. Sesiones como «Lunch and Learn», programas ‘Onboarding’ basados en correo electrónico y reuniones periódicas, son pequeñas técnicas impactantes que la alta dirección puede utilizar para fomentar una cultura de colaboración.

Si desea saber más, visite http://www.ricoh.com.mx/

Lee más
Recompensas
5 mejores prácticas para implementar un programa de recompensas