Slide Slide Slide

Diseñada para el cómputo extremo

Las tarjetas serie 100 de Gigabyte tienen elementos de larga durabilidad para someterlas a las más robustas adecuaciones.

Taipei, Taiwán. El próximo chipset de Intel está listo para conocer al mercado y con ello, las motherboards se encuentran preparadas para tener compatibilidad mientras le dan al usuario final una experiencia notoriamente perceptible. Gigabyte ha propuesta la serie 100, basada en el próximo chipset Z170.

La sexta generación de Intel Core presenta el soporte a las memorias DRR4 como era necesario, así como la actualización de puertos USB con la versión 3.1, a partir del conector Tipo-C. En resumen, las características que lograrán mejorar el rendimiento tanto en procesamiento como en trasladar información desde y hacia la computadora. Tres opciones estarán disponibles para el canal:

  • Ultra Durable: para quienes exigen y demandan alta calidad en los componentes.
  • G1 Gaming: especialmente diseñadas para los jugadores aguerridos con foco especial en audio y gráficos.
  • SOC Force: una presentación para quienes prefieren llegar al límite los rendimientos del hardware.

Algunas de las mejoras que la firma fabricante anunció, en conjunto con el procesador, es la capacidad nativa para controlar 3 pantallas digitales independientes, soporte DDR4 como DDR3 y por supuesto Windows 10 y DirectX 12.

Como habrá descubierto con anterioridad, el conector Tipo-C es en cuestión de puertos USB el más rápido hasta estos momentos, con una tasa de transferencia sin pérdida de 10 GB/s.

A esto se suman capacitores tipo WIMA y Nichicon que mejoran sustancialmente la experiencia auditiva pues suelen utilizarse para los sistemas Hi-Fi Premium. Y con el terminado de metal en sus puertos PCIe, será posible colocar cualquier tipo de tarjeta gráfica de peso considerable, ya que una pieza de blindaje de acero inoxidable refuerza los conectores.

Lee más
RoadShow OnLine
RoadShow Online abordará eCommerce y Punto de Venta