¿Es posible tener una red Wi-Fi rentable?

Hoy en día es necesario entender a las redes inalámbricas como una inversión, considerando el potencial que implican tanto social como comercialmente.

Ciudad de México. Aunque la mayoría de las empresas en el mundo cuentan con conexión a la Internet para su operación o como servicio de valor agregado para sus clientes, todavía se percibe desconfianza para realizar la inversión en esta tecnología.

El objetivo principal de tener una red inalámbrica Wi-Fi en una empresa puede ser simplemente mejorar las herramientas de comunicación y operación. Si ese es el caso, la inversión está plenamente justificada. 

Por otro lado, si la red Wi-Fi  busca la captación de clientes o directamente la generación de utilidades, existen opciones que pueden ayudar a hacer rentable esta infraestructura. Para hacerlo hay varias alternativas.

Una de ellas es a través del aumento en la base de clientes. Con la actual necesidad de permanecer conectados a la Internet todo el tiempo, es lógico pensar que los clientes de un restaurante o un hotel preferirán acudir a un establecimiento que cuente con el servicio de Internet gratuito sobre un negocio que no ofrezca dicho servicio.

En una encuesta realizada por la empresa Nielsen a 30 mil personas en 60 países, el 76% de ellas afirmó que disfruta enormemente la libertad de estar conectado a la Internet en cualquier lugar y a cualquier hora. Un negocio que cuente con Wi-Fi gratis contará no sólo con más clientes sino con una buena reputación en el mercado como una empresa que se preocupa por atender todas las necesidades personales y empresariales de sus socios. En este esquema el retorno de inversión es a largo plazo e indirecto pero está asegurado. 

Un segundo esquema de comercialización para tener una red Wi–Fi rentable es la publicidad directa. Dentro de este esquema pueden existir variantes en su implementación. Por ejemplo, se puede ofrecer la conexión gratis a los clientes a cambio de que ingresen sus datos de contacto como nombre y correo electrónico.  

Estos datos pueden ser utilizados para enviar cupones de descuento, promociones o para desarrollar campañas de mercadotecnia dirigidas a consumidores que cumplan con un determinado perfil.

Otra alternativa a este esquema de comercialización de la infraestructura Wi-Fi es la oferta de servicios con distintas velocidades. Una velocidad baja sería gratuita pero si el usuario necesita aumentarla tendría que pagar por un paquete mayor. 

El despliegue de contenido comercial de breve duración, antes de que el usuario empiece a navegar, es otra opción de publicidad. En este caso no se solicitan datos personales de los usuarios y la estrategia resulta más simple y fácil de implementar.

Buena alternativa resulta también, un acuerdo con el gobierno para compartir los gastos en la implementación de una red Wi-Fi. En este caso la inversión es menor. La empresa se asocia con el gobierno para instalar una red inalámbrica gratuita en algún sitio público de la localidad. El gobierno del municipio cubre los costos de la infraestructura de las redes Wi-Fi mientras que la empresa se hace cargo del mantenimiento. Dicho mantenimiento y operación se paga a través de la venta de publicidad que aparece en los dispositivos de cada usuario.       

Para más información, visite http://www.ruckuswireless.com/

Lee más
HP Serie 400
Así es la nueva familia de impresoras de HP para el trabajo remoto