Factores para elegir una impresora industrial de código de barras

Barcode Print
El primer paso para encontrar un equipo correcto de código de barras es determinar cuáles son sus necesidades de impresión y evaluar todas las opciones.

Para todas aquellas empresas que buscan implementar tecnología en sus procesos o robustecer su estrategia de transformación digital, encontrar el camino y hacia dónde dar sus primeros pasos puede parecer abrumador. En el caso de la evaluación de opciones del uso de impresoras industriales de código de barras es importante comenzar con tres preguntas: ¿por qué comprar una impresora de este tipo?, ¿dónde va a usarla, y finalmente ¿para qué?

Además de estas respuestas, existen otros aspectos a considerar para lograr una estrategia exitosa y cumplir aquellos objetivos de la organización. Por ello, Zebra Technologies comparte los siguientes siete puntos que podrán aclarar el camino hacia la implementación de este tipo de equipos:

1. Rápida implementación

El tiempo es el único recurso que no se puede recuperar por lo que, si se elige un equipo de fácil configuración y conexión sencilla a un dispositivo móvil, los procesos que desea corregir empezarán a mejorarse en un corto plazo. Una vez fuera de la caja, la impresora debe ofrecer una aplicación que guíe paso a paso la configuración sin necesidad de tener conocimientos técnicos específicos.

2. Fácil de usar

Se recomienda buscar aquellas impresoras que utilicen puntos táctiles codificados con colores y que incluyan diagramas en el interior; de esta manera, hasta un principiante podrá cargar los suministros de impresión o la cinta. Además, es importante prestar atención a los componentes, como perillas de ajuste de presión del cabezal de impresión y sensores de suministros, y verificar que estén diseñados para simplificar la operación. Adicionalmente, puede ser de utilidad buscar si hay videos o canales de asistencia para resolver errores rápidamente.

3. Administración de dispositivos sin esfuerzo

En una impresora de este tipo es muy valioso que sea un equipo que se pueda monitorear y actualizar por internet, lo que significa un ahorro en cuestiones de tiempo. Además, el acceso remoto permite obtener un vistazo inmediato del estado del desempeño de la impresora, lo que garantiza un mayor tiempo de actividad. También se puede verificar si la impresora ofrece una conexión encriptada con la nube para poder conectarla de forma directa y segura a aplicaciones que se ejecuten ahí.

4. Contabilidad y soporte

Así como asegurarse de que la impresora esté diseñada para resistir la tierra, el polvo, el calor, el frío y la humedad, es vital conocer las opciones de mantenimiento y soporte. Considerar impresoras que cuenten con el apoyo de organizaciones de soporte global y confiable puede mejorar el flujo de trabajo. Lo ideal es adquirir equipos que no requieran de herramientas para reemplazar partes que fallen, o que permitan reemplazar las mismas de uso común fácilmente.

5. Flexibilidad ante los cambios

La tecnología evoluciona constantemente, al igual que las necesidades de impresión según el tipo de empresa por lo que hoy en día, es muy común usar códigos de barras. Mañana, es probable que necesite usar RFID. Por ello, es importante invertir en una impresora que haya sido diseñada para adaptarse a los cambios y que permita agregar nuevas capacidades sin problemas. Si incluye ranuras es mejor, ya que así se pueden agregar nuevos puertos de comunicación. También es útil elegir una impresora que ofrezca opciones de gestión de suministros (por ejemplo, un cortador o separador de etiquetas) que puedan instalarse en campo.

6. Seguridad incorporada

El aumento en la cantidad de dispositivos conectados implica que hay cada vez más puntos de acceso a la infraestructura de la organización, y lo mismo sucede con las impresoras. Por ello, reforzar la seguridad es crítico. Para proteger los sistemas se pueden usar impresoras que ofrezcan profundas capas de seguridad incorporadas, desde encriptación hasta herramientas preventivas y medidas proactivas.

7. La marca

Por último, se debe considerar la marca. Elegir como socio de negocio a alguna que tenga una reputación consolidada como proveedores de impresoras de alta calidad puede marcar la diferencia y ofrecer confiabilidad. Algunos proveedores ofrecen diversas marcas y otros trabajan directamente con un único fabricante. Se recomienda elegir un vendedor reconocido que se tome el tiempo para comprender bien las necesidades y brindar soluciones adecuadas.

Ya sea para una empresa grande o en un negocio pequeño, lo último que necesita es tener que dedicar tiempo a administrar los equipos. Por esto es importante comprar una impresora industrial que no genere inconvenientes y que permita fluir hacia sus objetivos de negocio y sin mayores percances.

Lee más
VMware y Nvidia
VMware y NVIDIA habilitarán nueva arquitectura de nube híbrida