Gabinetes “la armadura de nuestro sistema”

Los hay todos tamaños y colores, pero el gabinete es algo más que solo el exterior de nuestra computadora; este componente puede definir el rendimiento de nuestro equipo.

Durante mucho tiempo el gabinete fue el componente menos apreciado en los equipos de cómputo, muchas veces la selección de éste ni siquiera estaba a cargo del cliente, simplemente el distribuidor recomendaba u ofrecía las especificaciones más importantes del sistema y no hacia mención del gabinete y mucho menos sus características.

En la actualidad, sobre todo en los sistemas de cómputo de alto desempeño, es indispensable tomar en cuenta qué tipo de gabinete se adapta a la selección de componentes internos, su material, forma, y muchas otras características. Por ejemplo, un sistema de alto desempeño para workstation necesita un ambiente más ventilado, mientras  que para un equipo gamer el usuario preferirá verlo, por lo que la estética debe ser su principal característica.

Podemos comenzar diferenciando los gabinetes; los más comunes en nuestro medio son: Mini torre, torre o media torre, los Full tower y los especializados para rack. En realidad estas medidas son suficientes para satisfacer la mayor parte de los clientes interesados en adquirir un sistema de cómputo nuevo, pero existen otros formatos especializados para otro tipo de usuarios: como son los “cubos” para tarjetas madre mini-ITX, Slim Tower, etc., variedad está pensada principalmente en tarjetas madre de factor de forma pequeño, que son discretas y que son para uso de oficina y casa; mientras que en el otro extremos tenemos las Ultra tower de gran tamaño pensadas para usuarios que usan componentes de alta demanda (tarjetas madre E-ATX) o refrigeraciones líquidas. Por último tenemos los bench station; son básicamente plataformas donde se instalan los componentes y las usan principalmente para hacer pruebas, ya que se puede tener acceso a ellos fácilmente.

Otro punto a considerar al seleccionar un gabinete es el material del que están hechos; el más común con el que se fabrican es la lámina negra –de gran resistencia, pero que retiene mucho calor-. También existen gabinetes hechos de aluminio, que además de ser más elegantes, también ayudan a mejorar la disipación  de calor y reducen el peso del equipo.

Algunas de las características que deben tener en cuenta al recomendar un gabinete o bien para seleccionarlo son las siguientes:

Ventilación: Al adquirir un gabinete debemos tomar en cuenta que tenga adecuados accesos de aire (al frente y abajo), así como como salidas (atrás y arriba). También es necesario revisar la cantidad de ventiladores con  los que cuenta o espacios para instalar adicionales.

Flujo de aire: El flujo de aire en todo gabinete debe ser bueno y con la menor cantidad de resistencia. El flujo ideal es de adelante hacia atrás y de abajo hacia arriba, el tamaño nada tiene que ver con este punto ya que hay gabinetes de tamaño pequeño muy bien diseñados para el flujo, como gabinetes de gran tamaño que solo entorpecen la ventilación.

Insonorización: Dependiendo de la aplicación e incluso del lugar que se le dé a la computadora, muchos usuarios prefieren sistemas silenciosos, lo cual se puede lograr con ventiladores de bajas revoluciones y sobre todo gabinetes diseñados con paneles especiales para absorber el ruido.

Espacio interno para componentes: El espacio interno siempre debe ir relación al uso, cantidad y compatibilidad de los componentes. Muchas veces, aunque son compatibles los gabinetes se instalan tarjetas y otras piezas que crean una gran barrera para el flujo de aire y esto a su vez hace que los componentes tengan una taza de calentamiento superior.

Panel frontal: El panel frontal son el contacto hacia el exterior del gabinete o su interfaz de interacción. Lo común en un panel frontal son las conexiones USB, salidas de audio y los botones de inicio y reinicio (power y reset). En algunos gabinetes puede haber controles adicionales como controladores de ventiladores, puertos SATA, etc.

Accesorios: Los accesorios básicos que podemos encontrar en un gabinete son los tornillos, el speaker para tarjeta madre y los postes, pero otras marcas agregan artículos extra como cintillos, organizadores de cables, adaptadores de discos de 2.5” a 3.5”, Bahías HOTSWAP, etc.

Espacios PCI: Son las ranuras posteriores que corresponden a las tarjetas “add-on” o extras, como tarjetas de video, sonido, controladores posteriores, capturadoras, etc. Siempre dependiendo del hardware a instalar es bueno pensar en estos espacios, ya que si bien hay tarjetas que solo ocupan uno, existen otras mucho más grandes que llegan a ocupar hasta 3 espacios, o más si se piensa hacer arreglos multi-GPU.

Estética: Por último es muy importante considerar la estética, pues como dice el dicho “de la vista nace el amor”. Muchos usuarios pueden elegir un equipo de cómputo sólo por como se ve, más que por sus componentes; por esa razón recomendamos siempre considerar la tendencia en los gabinetes y buscar opciones diferentes a lo convencional para enganchar a los usuarios finales.

 

Lee más
Cisco Ciberseguridad
Cisco y la OEA anuncian fondo para innovación en ciberseguridad en Latam