Tendencias de impresión: del cartucho al tanque

El mercado de inyección de tinta ha evolucionado ante la avidez de ahorro de los consumidores finales. Algunas marcas entendieron las señales y la industria se vuelca de los tradicionales cartuchos de tinta a los tanques o botellas con mayor capacidad.

Si le preguntan por el panorama del mercado de impresión por inyección de tinta a David Calvo, Gerente de Consumo en Epson, asegura que el mercado de inkjet se está reactivando 10% contra el año pasado.

Con él, y con Lorena Prado, Gerente de la categoría de impresión en HP México, abordamos el tema del mercado de inyección de tinta y su tendencia al ahorro en costos y al cuidado del ambiente.

Calvo dijo que este resurgimiento ha sido motivado, en gran parte, por el crecimiento de la tecnología de tanques de tinta, del que Epson es pionero.

Entre cartuchos y tanques, Calvo resaltó que hay mucha diferencia, “desde el modelo de negocio. El tradicional consistía en crear base instalada a partir de la venta de las impresoras de cartuchos a precios bajos, pues así el negocio se genera con la venta de los consumibles”.

Mayor accesibilidad

Esto generó resistencia en el consumidor, para quien era un dolor acudir de manera recurrente a comprar los cartuchos.

“El nuevo modelo de negocio que viene a resolver esto son los tanques de tinta continua, esto es poner en una máquina  tinta suficiente para imprimir miles de hojas desde la compra de la impresora, liberando al usuario de comprar con más frecuencia de la que quisiera los cartuchos. Esto es una solución mucho más accesible. Se imprime más porque se pierde el miedo de que se termine la tinta cuando más se necesita y haya necesidad de salir a buscar más cartuchos”, aseguró Calvo.

Al abordar el tema del rendimiento, Calvo enfatizó que la diferencia entre cartuchos y tanques de tinta “es abismal”.

Y así lo muestra la oferta de las diferentes marcas. Botellas de 70 mililitros en color, o de 90 y hasta de 135 mililitros de tinta negra. Transparencia para observar a simple vista cuánta tinta queda, diseño que facilita suministrar tinta sin derramar ni una gota, entre otras novedades.

Calvo explicó que un cartucho tiene entre 2 y 3 mililitros de tinta, mientras que una botella de tinta trae 70. “Eso hace una gran diferencia en el costo del consumible, estamos hablando de imprimir, en el caso de Epson, 6,000 páginas a color contra obtener 200  páginas de una impresora de cartuchos, aproximadamente”.

Este artículo salió publicado en el suplemento Impresión del mes de octubre de 2019. Para continuar con la lectura haz clic aquí. 

Síguenos en

Facebook: Boletin.Computación

Twitter: Boletin_Compu

Youtube: Boletin de la Computación

Lee más
CES LG
LG gana diversos premios de innovación en CES 2020