Slide Slide Slide Slide

Modularidad, el futuro de los centros de datos

Centro de Datos, Eaton
Eaton explica que los nuevos diseños de centros de datos deben ser modulares, con capacidad de expansión de su infraestructura y energía.

Los centros de datos sobredimensionados son cosa del pasado, pero sigue existiendo el miedo a quedarse corto en capacidad, ¿qué hacer para no pagar por equipos que exceden las necesidades y, al mismo tiempo, evitar verse atrapado por la insuficiencia? La adaptación de la infraestructura de energía para la escalabilidad puede lograrse fácilmente con los componentes modulares disponibles en la actualidad.

La modularidad solía significar la adición de más componentes y, por tanto, más riesgo. Hoy en día, la modularidad significa construir en bloques que permitan a los usuarios añadir, eliminar o redistribuir esos mismos bloques para crear variantes de la función o el proceso original. Esto puede hacerse en forma de módulos incrementales, racks universales, virtualización, matrices de almacenamiento apilables, etc.

Arquitectura de UPS distribuida

En los últimos años, muchos centros de datos han adoptado una estrategia distinta, en la que el centro de datos se divide en zonas, cada una de ellas alimentada por su propio UPS, este esquema se conoce como “distribuido”. Este enfoque no sólo es más escalable que una estrategia de UPS centralizada, sino que permite que un fallo del UPS o el mantenimiento del mismo, solo afecte a una sola zona en lugar de a todo el centro de datos.

El concepto de zona ha avanzado aún más con las arquitecturas distribuidas, en las que cada rack o conjunto de racks tiene su propio UPS, y el propio UPS es modular para ampliarlo según sea necesario. Este enfoque es muy atractivo para los proveedores de alojamiento y colocación, ya que pueden segmentar a los clientes y ampliar su capacidad sólo cuando sea necesario.

La redundancia puede establecerse mediante la conexión en paralelo. Como sistema conectado, cada UPS está preparado para asumir la carga de otro UPS siempre que sea necesario, sin interrumpir las cargas protegidas. La conexión en paralelo ofrece una solución excelente para adaptarse al crecimiento y ampliar el valor de los UPS existentes.

UPSs (8-60 kW)

Existen soluciones fáciles de instalar que son compactas, se montan en racks y se pueden ampliar de 8 a 60 kW en un solo rack de 19 pulgadas, reduciendo costos de energía y refrigeración.

Poseen la misma fiabilidad y tecnología de paralelo que los sistemas más grandes y cada módulo contiene sus propias baterías internas, switch estático incorporado, bypass de mantenimiento y componentes intercambiables en caliente para facilitar su sustitución o actualización.

UPSs (20-400 kW)

Hoy en día existen UPS’s de mayor potencia en un diseño compacto con redundancia interna y adoptar la configuración escalable en el nivel de 20-400 kW. La nueva tendencia de distribuir la energía crítica en fila reduce el gasto de inversión inicial (CAPEX) y permite un crecimiento futuro imprevisto con escalabilidad vertical en fila, permitiendo un despliegue más rápido, menor costo incremental y una mayor disponibilidad. Esto reduce los puntos únicos de fallo al situar la energía crítica junto a las cargas críticas.

Baterías

En un UPS modular, las baterías internas pueden proporcionar suficiente tiempo de funcionamiento del sistema sin añadir ningún espacio o complejidad adicional. Sin embargo, si se requiriera de mayor capacidad en tiempo, se puede optar por un UPS que igualmente soporte baterías modulares externas (EBM)s. Estos módulos de baterías pueden estar en el mismo rack que el UPS o en un rack diferente.

Distribución de energía

Con los dispositivos para centros de datos más pequeños que nunca -a menudo conectados a fuentes de alimentación dobles o triples-, un solo rack de equipos puede producir 40 o más cables de alimentación que gestionar. El consumo de energía por rack es más alto que nunca, y el tiempo de funcionamiento continuo es esencial.

Una verdadera ventaja de los componentes modulares es que son más pequeños y fáciles de instalar, ya que los equipos de distribución de energía pueden reinstalarse varias veces a lo largo de su vida útil para seguir el ritmo de los traslados, adiciones y cambios.

Como conclusión, desarrollar un centro de datos escalable es una gran opción que te permitirá tener versatilidad ante casi cualquier situación de crecimiento. Hay más opciones que nunca para aprovechar las arquitecturas modulares para adaptar el sistema de alimentación a los requisitos únicos de su centro de datos y a la velocidad del cambio.

Lee más
Lanix
Lanix agrega nueva unidad de negocio para los canales