POS de autoservicio negocio, emergente del sector retail

POS SELF SERVICE
El sector retail transforma la experiencia de servicios de sus clientes con POS de autoservicio para diferenciarse del mercado y optimizar sus procesos de negocio.

Ante la inmediatez de las herramientas digitales como mensajería instantánea, tiendas en línea o aplicaciones de transporte y alimentos, que actualmente son utilizadas por los consumidores para adquirir productos y servicios, las empresas del sector retail buscan agilizar el proceso de pago para ofrecer una experiencia similar.

Una tendencia de lo anterior se centra en las soluciones de punto de venta de autoservicio (POS Self Service), ya que los usuarios comienzan a preferir tiendas que no solo brinden una experiencia de compra fácil y sin complicaciones, sino que también ofrezcan una mejor calidad.

Con este panorama, varias industrias están invirtiendo en quioscos de autocomprobación y sistemas POS de autoservicio, que permiten una experiencia de compra más rápida con fácil acceso a la información sobre la disponibilidad de los productos.

Un sistema de punto de venta (POS) combina hardware (lectores de tarjetas, tabletas, teléfonos inteligentes, así como impresoras de recibos y escáneres de códigos de barras) y software para permitir que los minoristas y comerciantes acepten pagos con tarjeta, móvil y otros.

Sin embargo, la tendencia del POS Self Service, el cual tienen múltiples aplicaciones en el sector retail, va más allá de un punto de venta tradicional y tiene aplicación desde sistemas de autopago, catalogo sin fin o señalización digital.

Mercado nacional

Las marcas, desarrolladores de software y fabricantes de hardware están creando e implementando soluciones POS innovadoras, diseñadas para mejorar la experiencia del cliente y agilizar las operaciones minoristas de cara al consumidor.

A través de un quiosco los minoristas están optimizando sus procesos de negocio y al mismo tiempo ofrecen a los consumidores lo mejor de ambos mundos: comercio físico y electrónico.

De acuerdo con un estudio de Global Market Insights, el mercado de los sistemas de auto servicio se predice que alcanzará un valor de a más de 4 mil millones de dólares para el 2024.

En el mercado mexicano existen fabricantes y marcas como EC Line, Zebra, Toshiba, Elo Touch o Panasonic, que poseen un portafolio de soluciones para implementar una estrategia de POS de autoservicio que van desde quioscos, terminales móviles.

El quiosco de punto de venta se compone por una pantalla táctil que exhibe menús de productos o servicios, que van desde de comida, ropa o calzado, artículos de belleza o el catálogo del supermercado y se complementa con equipos periféricos para el pago, lectura de código de barras e impresora de tickets.

Si es necesario, hay opción para instalar una báscula, así como una videocámara para observar y analizar el comportamiento de los consumidores.

Pilar Seoane, Gerente de Canales de Zebra Technologies, explica que la tendencia de autoservicio es una línea de negocios en la que han crecido mucho, en el sentido de habilitar su proceso de compra de una manera independiente.

“Tenemos soluciones de impresoras, terminales, tabletas y periféricos enfocados para la conformación de kioscos de autoservicio. Un producto que ha sido muy adoptado para este segmento son los scaners báscula que toman la lectura desde cualquier ángulo para que el consumidor solo lo presente el producto y determine todas las especificaciones”, detalló Seoane.

Este artículo salió publicado en la edición de febrero 2020 del suplemento POS & BARCODE de la revista Boletín de la Computación. Para continuar con la lectura, haz clic aquí.

Lee más
Comercio minorista
Tres áreas de oportunidad en la nueva normalidad para el comercio minorista