Slide Slide Slide Slide

Reduzca el Costo Total de Propiedad en su Data Center

Una estructura convergente es una clave a considerar cuando sus clientes se encuentran en el dimensionamiento de proyectos, aunque todavía no saben en qué categoría caerá finalmente. Pero el lograr que esa infraestructura sea lo suficientemente flexible y escalable para afrontar el reto, le permitirá reducir los costos, una vez se encuentre operando el equipo.

Buscar en dónde más puede disminuir costos es una constante para el consultor. Tener esa visión de cómo está operando su cliente en sus procesos internos y cómo, tras inferir las rutas de oportunidad, puede mejorar dichas partes. A veces esenciales, a veces se tratan de la famosa “talacha”, pero que al final resolver esos cabos sueltos puede significar verdadera productividad para que en la gran figura, el usuario final vea que la tecnología surte efectos positivos.

Uno de esos grandes visibles es el costo total de propiedad o TCO. Se trata de las rentas mensuales, los gastos obligados para seguir operando la tecnología implementada o los consumibles que no pueden dejar de estar dentro de la planeación; por ello representa una oportunidad para evolucionar el plan de su cliente.

Específicamente para el Data Center, obtener mayor densidad es pieza clave para lograr esa reducción de TCO. Dell explicó que puede reducir espacio físico al aumentar el número de procesamiento, ya que resulta más factible aumentar el número de servidores de menor espacio que incrementar la obra civil donde se encuentra el Data Center de su cliente.

Para ello conceptualizaron la infraestructura convergente como una solución que esté preparada para los siguientes movimientos estratégicos de su cliente; esto es, que la inversión en hardware pueda habilitar los servicios en software que usará su cliente, independientemente que se trate un proyecto privado, híbrido o público.

Dicho de otra forma, su visión está pensada para que escale de una manera simplificada y habilite en menor tiempo y espacio lo mismo un servicio de Big Data, almacenamiento o poder de procesamiento para gestionar bases de datos. Javier Pesúa, Brand Manager de Soluciones de Servidores para Dell dijo que “la infraestructura convergente se trata de adicionar a las soluciones de rack, o Stand Alone, que aprovechen la mayor densidad que ofrece la estructura tipo Blade”.

Esto es, en un chasis de dos unidades de rack, es posible tener las ventajas de los servidores Blades, para a costo del primer tipo de form factor. Esto hará que la gestión centralizada sea una cuestión simpificada para tener todo en un solo punto; al tener un formato más simplificado el consumo energético será igualmente reducido así como las toneladas en enfriamiento.

Más interesante todavía es que puede realizar combinaciones que se adapten a las nuevas infraestructura definidas por software. “A diferencia del enfoque tradicional, los procesos de Networking se relacionan de forma diferente y puede soportar combinación de tecnologías dentro del mismo rack”, agregó el directivo de Dell.

Para dar una cita práctica a ello, los módulos internos (que podrían compararse con la infraestructura tipo Blade) permiten al canal crear configuraciones especiales al proyecto y lo que buscan su cliente en ese momento. La firma ejemplificó que esos módulos de ½ de ancho o ¼, permiten combinar 3 unidades de almacenamiento y uno para procesamiento, cuando se busca solventar las características de Big Data. Mientras que en los casos de trabajar con Bases de Datos en diferentes puestos de la organización, puede optar por 3 módulos de procesamiento y 1 cuarto para almacenamiento puesto que lo que se buscan es consultar los datos en lugar de guardar los resultados.

Así que los diferentes módulos y disposiciones de tecnología, le permitirán crear una solución más granular, bajo el mismo concepto de reducir el TCO, pero sin descuidar la habilitación de servicios. De hecho puede elegir entre un procesamiento Intel Xeon, o bien Atom con el módulo incrustado en la placa madre para volver más eficiente el uso energético. Esto le permitirá crear granjas de servidores con memoria propia y duplicar la densidad a 4 servidores independientes. En un ejemplo, la firma expresó que puede tener en 10 unidades de rack hasta 640 procesadores para cómputo.

Opciones a considerar
Estas opciones están pensadas para la administración centralizada, indudablemente. Por ello están pensados en un estándar abierto para lograr la integración que presume como diferenciador la firma fabricante.

Dos opciones están disponibles a partir de mediados de este mes. El FM120x4 tiene un procesamiento basado en Intel Atom C2000, chipset tipo SoC, 2 x DIMMs tipo DDR3 por SOC y compatibilidad con hipervisores Citrix y Red Hat. Puede colocar un disco duro de 2.5 pulgadas SATA o bien, 2 unidades de 1-8 pulgadas uSATA.

Mientras que el FC630 tiene a Intel Xeon en su procesamiento base (E5-2600 v3), con 2.5 MB caché por núcleo – con opciones a 4, 6, 8, 10, 12, 16 o 18 cores. La memoria RAM puede tener arreglos de hasta 768 GB por sus 24 DIMM, del tipo DDR4. Igualmente es compatible con hipervisores, aunque de Citrix o VMWare en esta versión. Su almacenamiento permite unidades de estado sólido o discos duros en diversas combinaciones.

Al hablar de tiempos canal de migración “el canal ya está preparado y capacitándose en cuanto a Enterprise. La migración es tal cual llevar un servidor rack a otro de nueva generación. Hablamos la misma tecnología, mismas plataformas de administración y por ello es prácticamente transparente”, finalizó el directivo.

Lee más
WD_BLACK
Conoce las nuevas unidades WD_BLACK de edición especial