Sólo para tus ojos, memoria USB cifradas

Memoria USB
Perder una unidad de memoria USB puede ser peor que una película de suspenso, más si en ella se almacena información valiosa y crítica.

Las memorias USB tienen grandes ventajas en cuanto a movilidad, además cada vez aumentan su capacidad de almacenamiento, sus dimensiones proporcionan la facilidad de portarlas a todas partes, pero también perderlas con facilidad.

Sin embargo, no es la memoria en sí lo preocupante al extraviarlas, sino que los datos en ella llegue a los ojos de extraños, información que puede ser desde documentos de identidad, hasta datos sensibles de empresas de todos tamaños. Afortunadamente existen memorias USB cifradas que ofrecen tranquilidad en caso de robo o extravío.

Sobre este tema charlamos con Armando Galván Chavero, Business Developer Manager de Kingston; Alexandro Alfaro, Director de Marketing de Western Digital México; y Jorge González, Director de Ventas para América Latina de Verbatim, quienes nos explican que las marcas que representan se han ocupado del asunto y ofrecen soluciones a esta problemática.

Archivos a salvo

Alfaro comenta que la información guardada en las USB cifradas está protegida con una contraseña personal y los archivos quedan automáticamente encriptados; aunque se comparta la unidad USB, se pierda, o sea robada, el acceso a los archivos estará a salvo.

“Las USB cifradas, a diferencia de las convencionales, ya tienen, de forma interna, todos los mecanismos para mantener segura la información”, explica Galván, de Kingston. “No sólo ofrecen velocidad de lectura-escritura, sino protección avanzada de los datos a través de este cifrado por hardware: AES de 256 bits”.

En cuanto a la diferencia en precio entre una USB convencional y una cifrada puede ser de alrededor del 20%, pues aparte de ejecutar el cifrado por hardware debe correr procesos de certificación, además de que depende del nivel de cifrado. Las más completas, de uso militar, tienen mayor diferencia en precio, pero vale la pena pagarlo por el valor de la información que ahí se guarda, comenta Galván.

Dos opciones

Explica que en la vida real hay dos opciones para cifrar la información, por hardware o por software, y de éstas la más segura es la primera, pues la tarea del cifrado la ejecuta un componente físico de manera mucho más rápida. La diferencia de velocidad entre una y otra puede ser de horas, según la cantidad de información a cifrar.

Este artículo salió publicado en la edición de enero 2020 de la revista Boletín de la Computación. Para continuar con la lectura, haz clic aquí.

Lee más
Intcomex Hololens 2
Intcomex impulsa a los canales a innovar en nuevos mercados