Ciberseguridad en 2020, corresponsabilidad de todos: Kaspersky

Kaspersky Ciberseguridad
Kaspersky dio a conocer el comportamiento de los ataques y amenazas informáticas de 2019 y las proyecciones de la industria para 2020.

El mercado de ciberseguridad se mantiene en constante crecimiento, provocado por los altos niveles de ataques y amenazas inteligentes que los delincuentes emplean para infectar la infraestructura de las organizaciones.

De acuerdo con los expertos de Kaspersky, durante 2019 los ataques y amenazas que afectaron a México lo colocaron en el país número 9 en importancia a nivel mundial y el segundo en Latinoamérica, por debajo de Brasil que además se colocó como la nación objetivo número 3.

De acuerdo con Roberto Martínez, Analista Senior de Seguridad de Kaspersky para México, durante el próximo año resurgirán ataques del tipo ransomware dirigido, sobre todo en lo que tiene que ver sobre cadenas de suministro, ya que han probado ser muy lucrativos y tener un mayor impacto para los atacantes.

“Además, la situación social que se vive en varios países de la región impulsará el uso de redes sociales para la manipulación de la opinión pública y desinformación, algo de lo que ya hemos sido testigos en los últimos meses”, subrayó el directivo.

Señaló que las estrategias de ciberseguridad deben ser fortalecidas por proveedores, integradores, desarrolladores y todas las personas usuarias de las diferentes soluciones digitales.

«2019 nos confirmó que la ciberseguridad es indispensable, especialmente en entornos corporativos. La clave es alcanzar una higiene sobre la seguridad informática integral en cada nivel empresarial, acompañado por los proveedores de soluciones», aseguró.

El pronóstico 2020 para América Latina, desarrollado por los expertos de Kaspersky, ayudarán tanto a entidades, como a usuarios finales de la región a comprender los desafíos de seguridad que podrían enfrentar durante los próximos 12 meses y prepararse para ellos.

Pronósticos de ciberseguridad 2020 para América Latina

  1. Manipulación de opinión vía redes sociales. Si bien, ya se han registrado casos relacionados a este tema, el nivel de la orquestación de dichos ataques alcanzará una sofisticación prominente.
  2. Infecciones vía ataques a cadenas de suministro. Se anticipa que que compañías de la región dedicadas a la producción de software masivo lleguen a convertirse en blanco de este tipo de ataques.
  3. Ataques de tipo gusano, aprovechando vulnerabilidades en Windows 7. Según datos de Kaspersky, cerca del 30% de usuarios en la región aún lo utiliza de forma diaria, los cibercriminales aprovecharán los agujeros de seguridad sin parches de este SO para atacar a usuarios, tal cual como pasó con Windows XP.
  4. Robo de credenciales de entretenimiento. Con la creciente popularidad de servicios de streaming (Netflix, Spotify, Steam) y el lanzamiento de nuevos servicios (Disney+, HBO Max), es claro que este tipo de delito aumentará, ya que las credenciales vendidas en mercados ilegales serán un bien de cambio entre los ciberdelincuentes.
  5. Más estafas relacionadas al bitcoin. No sólo habrá un aumento de ataques conocidos como sextorsión, sino también otras estafas más elaboradas para recaudar fondos a través de phishing dirigido a usuarios de sitios de compra y venta, así como de intercambio de criptodivisas.
  6. Aumento de ataques a instituciones financieras. Continuarán en América Latina, realizados tanto por grupos cibercriminales locales, como por grupos internacionales.
  7. Resurgimiento del Ransomware y ataques más dirigidos. El próximo año, en vez de exigir dinero por el descifrado de la información, veremos un aumento en campañas de extorsión, donde la víctima se verá forzada a pagar para que su información no sea filtrada al dominio público.
  8. Expansión del SIM Swapping. Los criminales ofrecerán clonar una línea en particular para que otros individuos puedan realizar actividades ilícitas.
  9. Exportación “humanitaria” de los ataques a instituciones financieras y sus clientes, relacionados con la migración y desplazamiento regional de personas por diversas causas. Estos escenarios traerán nuevos desafíos, incluso para los países donde el crimen cibernético de alto perfil ha sido casi inexistente.
  10. Aumento de ataques de chantaje dirigidos a empresas y grandes corporaciones, debido a la adopción de nuevas legislaciones para penalizar los incidentes de fuga de datos.
Lee más
HID busca contrarrestar el fraude bancario