Cuando la educación también está en cuarentena

Avaya
La tecnología puede ser el mejor aliado o enemigo en la misión de entregar educación a distancia de calidad.

Durante las últimas tres semanas he estado expuesto a la “nueva normalidad” de la educación a raíz de la crisis mundial por el COVID-19 desde dos perspectivas diferentes: por un lado, como padre de familia de dos pequeños de 11 y 9 años y por otro como profesor de tiempo parcial.

He tenido la experiencia de lo que significa ser “cliente” de educación a distancia y vivir los factores tanto humanos como técnicos que se involucran para que los hijos continúen con su educación pese a no poderse trasladar físicamente a un salón de clases.

Por otro lado, como profesor de tiempo parcial he tenido la grandiosa experiencia de impulsar en mi comunidad la educación STEAM (Science, Technology, Engineering, Arts, Math) mediante un proyecto en donde enseñamos temas de innovación y tecnología a niños y jóvenes.

Este tiempo me ha dejado experiencias muy valiosas acerca de cómo la tecnología puede ser el mejor aliado o el peor enemigo en la misión de entregar educación de calidad. En mi caso la elección de tecnología fue inmediata ya que era el pretexto perfecto para poner a prueba la herramienta que día a día utilizo para mis sesiones de colaboración: Avaya Spaces.

A continuación compartiré algunas de las experiencias que espero sean de utilidad para aquellos que se dedican a hacer llegar la educación a los niños y jóvenes, así como las razones de por qué considero que Avaya Spaces cumple perfectamente con estas necesidades.

  • Elija una herramienta que le permita a los alumnos conectarse en cualquier dispositivo (teléfono celular, tableta, computadoras, laptop, etc.).
  • El ingreso a la clase o sesión debe ser haciendo un solo clic, elimine la complejidad y pasos innecesarios.
  • La capacidad de colaboración persistente es muy útil. En el mercado hay muchas soluciones de video conferencia, la mayoría de ellas se enfocan solamente en la duración de la sesión y los datos que se hayan recopilado son desechados al finalizar la sesión. Con Avaya Spaces el historial de chat, posts y tareas se preservan en el “espacio de colaboración”.
  • Las clases se pueden expandir en cualquier momento y lugar. Con Avaya Spaces puedo mandar un mensaje a mis alumnos y ellos lo recibirán en cualquier dispositivo en ese mismo momento, con esto logro comunicarme con ellos de manera efectiva. He visto que muchos maestros utilizan aplicaciones adicionales como “WhatsApp” para seguir en contacto con los estudiantes, pero con Avaya Spaces logro usar la misma herramienta para esto y además mantengo el historial de mis conversaciones. En lo personal considero que esta funcionalidad es la que cambia las reglas del juego, como dicen los norteamericanos este es el “Game Changer”.
  • La sesión de tareas me permite precisamente asignar tareas (tasks) y monitorear el progreso, así como asignar responsables. Eso es importante pues lo que he visto que ocurre es que los maestros ocupan varias herramientas adicionales a la de video colaboración para hacer esto y lo anterior ocasiona confusión entre los alumnos.
  • Con las promociones actuales cualquier institución educativa puede probar Avaya Spaces de manera gratuita y experimentar estos beneficios.

En conclusión, el reto de la educación a distancia es inmenso y la tecnología puede ayudar si se emplea de manera adecuada. En mi opinión, si usted dedica más tiempo a explicar la herramienta de comunicación y a lidiar con ella que a la clase misma es momento de evaluar alternativas. Avaya Spaces puede ayudarle a adaptarse a nuestra nueva “normalidad”.

[ Manuel Torres | Director de Arquitectura Avanzada de Avaya Latinoamérica ]


Lee más
Hiperconvergencia
Nutanix simplifica la continuidad del negocio con la automatización