Slide Slide Slide

Desafíos tecnológicos en el regreso a la oficina

Regreso a la Oficina
Expertos de Veeam revelan la complejidad tecnológica en el regreso a la oficina luego del distanciamiento por la contingencia de salud por el COVID-19.

Se acerca el regreso a la oficina. Los empleados, en su mayoría, están entusiasmados con volver a la rutina laboral. Extrañan a sus colegas, sus lugares favoritos para almorzar y la cultura corporativa en el lugar, que no se puede replicar totalmente en Zoom. Pero los administradores de TI tienen una visión ligeramente diferente.

También se pierden todos los beneficios de estar en sus sitios de trabajo, pero para ellos la idea de que todo el personal vuelva a conectarse a la red, después de más de un año de teletrabajo, es aterradora. Les preocupa que, después de un período laxo en términos de seguridad, los empleados lleguen con dispositivos comprometedores a la oficina y expongan al negocio a nuevas amenazas.

Puede que tengan razón. Las computadoras de trabajo han jugado muchos roles durante la pandemia, albergando de todo, desde reuniones sociales hasta entrenamiento, sesiones de aprendizaje en línea, compras desde el hogar y transmisiones de Netflix. Los miembros de la familia han tomado prestado el equipo de mamá para jugar en línea y se han compartido las contraseñas. La diligencia cibernética ha adquirido una prioridad menor de la que debería.

Los ciberdelincuentes son muy conscientes de lo inseguros que han sido los entornos de los empleados. Atacaron con una ronda de phishing durante el período de cuarentena, en la primavera de 2020. Ahora, a los administradores les preocupa que los hackers puedan implantar vulnerabilidades en equipos portátiles no seguros, y desatarlas una vez que el personal se vuelva a conectar con una gama más amplia de recursos dentro de la red corporativa.

Un análisis de Kaspersky ilustra lo poco preparadas que parecen estar las organizaciones para solventar las amenazas de seguridad al regresar al trabajo. Según una encuesta de abril de 2020, el 68% de los empleados trabajaban desde casa con sus propias computadoras personales, pero el informe del siguiente otoño lleva la cifra a 80%, incluso cuando en más de la mitad de los casos (51%) sus empleadores les proveían el equipo necesario.

Los administradores se están alistando para los problemas. Traen una gran cantidad de dispositivos potencialmente inseguros al redil, mientras se preparan para adaptarse a la nueva normalidad basada en un staff híbrido (hogar/oficina).

Según el Reporte de Protección de Datos Veeam 2021, el 89% de las organizaciones aumentaron significativamente el uso de sus servicios en la nube como resultado del trabajo remoto, y se espera que la tendencia continúe, lo que significa que habrá más terminales que proteger. Así que, ¿cómo pueden las organizaciones prepararse para esta transición? A continuación, algunos pasos a considerar:

  • Someterse a una rigurosa preparación para el regreso al trabajo
    • Éste es esencialmente el paso en el que los administradores de TI revisan físicamente todos los recursos afectados y se aseguran de que estén listos para volver al juego. La sugerencia es empezar por hacer evaluaciones de riesgo para cada empleado y dispositivo.
  • Mejorar la higiene digital de los empleados
    • A medida que los empleados regresan al trabajo, los administradores deben perfeccionar las prácticas de TI, una a una, para protegerse contra las principales amenazas de la organización. Esto incluye, por ejemplo, establecer pautas para el uso de Wi-Fi público y la descarga de materiales.
  • Monitorear todas las actividades
    • La mejor forma de detectar problemas es configurando el sistema, de manera que éste señale las diferentes situaciones a medida que ocurran. Esta práctica se puede aplicar a las herramientas –y al comportamiento– del personal conforme se vaya reintegrando a todas las aplicaciones de la organización.
  • Tener una Gestión de Datos en la Nube y respaldo sólidos
    • Éste es un momento para que los administradores de TI estén seguros de que todos los servicios de respaldo y gestión de datos están en buen estado. Si un dispositivo fraudulento pone en riesgo algún dato, será vital tener respaldos en servicio y programados con prácticas que garanticen que los datos en cuestión se encuentran protegidos y completamente disponibles.

Conclusión

Si bien los administradores de TI esperan con ansias las charlas y la colaboración en el lugar de trabajo, tanto como cualquier otro, es comprensible que estén preocupados por las implicaciones de seguridad cibernética de un regreso al trabajo de base tan amplia. Podría ser un desafío. Pero con una planificación y seguimiento adecuados, las empresas pueden gestionar el riesgo y solidificar sus estrategias de protección de cara al futuro.

[ Rick Vanover, Director Senior de Estrategia de Producto en Veeam, y Dave Russell, Vicepresidente de Estrategia Empresarial en Veeam ]

Lee más
Reuniones
Consejos para generar una reunión de trabajo productiva