Slide Slide Slide Slide

Economía mundial ya está en transición hacia la economía climática

Tom Raffery, SAP
Tom Raftery, Futurista de SAP, reveló que las empresas deberán considerar las implicaciones financieras y también las climáticas para sus decisiones.

Tom Raftery, Vicepresidente Global, Futurista y Evangelista en Innovación de SAP, compartió la conferencia “Innovación y Sostenibilidad: Una nueva era empresarial” en México en la que resaltó que el sector público y el privado deben estar conscientes de la importancia de cuidar el medio ambiente y apostar por una economía que tenga implicaciones para detener el cambio climático.

En los últimos 18 meses el mundo ha experimentado un cambio muy grande y la verdadera razón ha sido opacada por la pandemia pues la economía mundial ya comenzó su transición hacia una economía climática.

China tiene el objetivo de convertirse en un actor de carbono neutral para 2060, pero para 2030, por orden del gobierno, las empresas del país asiático deben usar al menos un 40 por ciento de energía renovable en sus procesos de producción.

La Unión Europea obliga a sus 27 Estados miembros a reducir sus emisiones de carbono en un 55% para 2030, mientras que Estados Unidos, bajo el mandato del presidente Joe Biden, tiene el compromiso de reducir en 52% sus emisiones para el mismo año.

Por otro lado, las empresas, como parte de las acciones conjuntas con los gobiernos y para cumplir con estas metas, deberán tomar en cuenta, además de las cuestiones financieras, las implicaciones climáticas de sus negocios a la hora de elaborar sus estrategias. El sector financiero también está tomando partido en esta economía climática, JP Morgan y BlackRock, son algunos ejemplos.

El primero adquirió una plataforma ESG (Environmental, Social, Government) de inversión, con el objetivo de otorgar inversiones a aquellas empresas que están llevando a cabo acciones en pro de la sustentabilidad. Por su parte, BlackRock exige a las compañías en cartera dar a conocer sus resultados en temas de sustentabilidad.

“Esto provoca que aquellas empresas que sean responsables con el medio ambiente van a tener más facilidades para acceder a créditos, levantar capital o inversiones”, explicó Tom Raftery.

En cuanto al tema de las energías renovables, estas se volvieron más accesibles; de ahí que países como Alemania, India o China estén invirtiendo en energía solar en vez de renovar sus plantas de combustibles fósiles. El almacenamiento, a nivel mundial, en baterías de litio también está creciendo entre un 6 y 7 por ciento anualmente debido a los bajos costos que implica.

En el sector del transporte, la aplicación de nuevas tecnologías está permitiendo una mayor demanda de vehículos eléctricos para uso doméstico, de negocios y servicio público, y va a acelerarse hacia sistemas como el naviero y el aéreo. El costo de mantener un vehículo eléctrico es 50 por ciento menor frente al que usa combustibles tradicionales.

En agricultura, con la implementación de granjas verticales, se está logrando obtener proteína a través de las plantas usando tan solo un 10 por ciento del espacio de las granjas tradicionales, ahorrando un 95 por ciento de agua sin utilizar pesticidas y produciendo hasta 5 mil kilos de verduras al día.

Otros sectores como el de la construcción se están beneficiando de esta apuesta por la sustentabilidad. Cemex, por ejemplo, trabaja en la redistribución de sus residuos, o la Universidad de Michigan que desarrolló un cemento con mayor flexibilidad, incorporando el CO2 como insumo y eliminando sus emisiones de procesos.

Hoy en día, la tecnología juega un papel importante, y si a esta la alimentamos con energías limpias y renovables no tendremos a futuro ningún problema ambiental. A medida que aumenten las plantas de energías renovables, la huella de carbono irá disminuyendo.

“El uso de tecnología nos ayudará a alcanzar los Objetivos acordados en el Acuerdo de París”, declaró el Vicepresidente Global, Futurista y Evangelista en Innovación de SAP.

Tom Raftery expresó que los medios de comunicación tienen un papel importante en el cambio hacia un mundo más sostenible. A través de su voz será necesario informar y fomentar el conocimiento en temas como el uso de energías renovables, así como también del problema ambiental existente y las soluciones, además las áreas de oportunidad que existen para impulsar emprendimientos sostenibles y acciones responsables.

Esta economía climática está cada vez más consolidada, y aquellas empresas y países que se queden fuera o retrasen los ajustes y medidas necesarias, pronto se verán perjudicados. Además, el cambio empieza en nosotros, apuntó Raftery, incorporando cada vez más lo eléctrico a nuestra vida, utilizando energías renovables o pidiendo a nuestros proveedores informes de sus acciones sostenibles.

Lee más
Nutanix
Nutanix y HPE extienden asociación para innovar en multinube