IA evitaría que usuarios de la banca en línea se queden sin efectivo o desconectados

Dynatrace
La IA es la única forma para descubrir en tiempo real los insights sobre el rendimiento de las aplicaciones y brindar las respuestas procesables que los equipos de TI.

[ Gerardo Rubio | Director Regional en NOLA de Dynatrace ]

Durante los últimos años y a medida que sus clientes se han vuelto cada vez más dependientes de los servicios en línea y móviles, los bancos han experimentado una gran transformación. La búsqueda continua por ofrecer mejores experiencias para los consumidores digitales de hoy, ha obligado tanto a los bancos como a los proveedores de servicios a hacer una importante transición, volviéndose poco a poco empresas de software.

Sin embargo, dicha evolución los ha enfrentado a nuevos desafíos, entre ellos a sufrir por fallas de TI de forma cada vez más frecuente. Una investigación ha demostrado que este tipo de empresas enfrentan un promedio de seis interrupciones de TI en los últimos 12 meses. Los frecuentes reportes de clientes que no pueden acceder a su banca en línea, las fallas en las aplicaciones móviles y los problemas con las transacciones son tan solo un recordatorio constante de la frecuencia con la que las fallas de TI pueden afectar nuestra capacidad para gestionar nuestras finanzas de forma cotidiana.

Banca en la nube

Para evitar que ocurran estas fallas, los bancos primero deben comprender las causas que están detrás de ellas. El rápido crecimiento a nivel tecnológico y la complejidad que alcanzan los ambientes de TI bancarios han contribuido al caos que se está generando. A medida que han mejorado sus servicios digitales, los bancos han migrado su infraestructura a ecosistemas híbridos multinube, proporcionando la agilidad necesaria para innovar más rápido. A esto hay que sumar las nuevas regulaciones que se suman, entre ellas el PSD2 y el open banking, que elevan la complejidad un grado más. Con todo, los bancos todavía confían en una gama de sistemas heredados que resultan ineficientes para el negocio, aumentando la complejidad de su entorno de TI.

Como resultado, los ecosistemas bancarios de TI se han vuelto muy fragmentados, con cientos de aplicaciones, millones de líneas de código y miles de millones de dependencias. Las investigaciones muestran que una transacción promedio cruza 37 sistemas o componentes diferentes. No es de extrañar que estemos viendo un flujo casi constante de fallas informáticas bancarias: un solo punto de error en esta compleja cadena de entrega puede ser increíblemente difícil de identificar con precisión.

Sin embargo, el desafío real se centra en el hecho de que los bancos confían en una variedad de herramientas de monitoreo mientras se esfuerzan por administrar el desempeño de sus sistemas de TI. Esto los obliga a agregar y correlacionar manualmente los datos de múltiples fuentes para obtener una visión holística de su entorno de TI. Como resultado, existe un cúmulo constante de datos y alertas de monitoreo que dificultan la oportuna intervención de los equipos de TI, por lo que rara vez logran actuar lo suficientemente rápido como para garantizar que los clientes siempre disfruten de la experiencia que esperan.

Aprovechando la automatización

Para protegerse en la era del cliente, los bancos deben superar la complejidad de sus entornos cloud para identificar claramente la causa raíz de cualquier problema de TI emergente y comprender instantáneamente el impacto que tendrá en sus usuarios y en los resultados comerciales. También deben tener la capacidad de remediar el problema subyacente rápidamente, antes de que se convierta en una falla de TI. Esto no se puede lograr simplemente mejorando los enfoques tradicionales que gestionan de forma manual el rendimiento, deben encontrar una forma radicalmente diferente que sea tan transformadora como el cambio que se está produciendo en sus ecosistemas de TI.

La inteligencia artificial y la automatización explicables deben integrarse en el núcleo de este nuevo enfoque, permitiéndoles comprender el desarrollo y el impacto de cualquier falla en tiempo real y con un enfoque full stack, para luego resolver la causa raíz al instante antes de que se convierta en un problema de impacto para el negocio.

La IA es la única forma para descubrir en tiempo real los insights sobre el rendimiento de las aplicaciones y brindar las respuestas procesables que los equipos de TI necesitan para identificar problemas rápidamente, mitigar el impacto en los clientes y mejorar su experiencia digital. Sin la inteligencia que ofrece la IA, los bancos no podrán mejorar su capacidad de recuperación frente a las fallas de TI.

Lee más
Seagate
Seagate fortalece su relación con socios de negocio