Nuevos horizontes 5G para arquitecturas de telecomunicaciones

5G
Una arquitectura horizontal está empezando a resonar cada vez más fuerte entre las empresas de telecomunicaciones con visión de futuro hacia 5G.

Un número cada vez mayor de operadores móviles se prepara para implementar nubes de telecomunicaciones y arquitecturas de cómputo de borde para brindar funciones de red central 5G y llevar a cabo aplicaciones distribuidas. Al hacerlo, deberán definir si optar por una implementación vertical donde participen diferentes proveedores para diversos casos de uso; o en su defecto elegir una arquitectura horizontal compuesta por distintas capas.

A medida que avanza la tecnología, una arquitectura horizontal está empezando a resonar cada vez más fuerte entre las empresas de telecomunicaciones con visión de futuro.

De hecho, se puede argumentar que todos los beneficios y capacidades de 5G depende de una arquitectura flexible, abierta y transparente. Es un enfoque que comienzan a adoptar algunos operadores totalmente nuevos, los cuales buscan irrumpir el mercado de las telecomunicaciones con una estructura de costos radicalmente nueva.

Beneficios comerciales para los operadores

Desde una perspectiva empresarial, una arquitectura de nube de telecomunicaciones horizontal tiene varias ventajas sobre los enfoques más tradicionales:

  1. Permite a la empresa de telecomunicaciones integrar sus sistemas de telecomunicaciones y TI en una infraestructura común. Eso significa que las inversiones de CapEx y OpEx se distribuyen entre las cargas de trabajo de telecomunicaciones y TI, lo que permite reducir los costos.
  2. Proporciona la flexibilidad para implementar tanto elementos del núcleo 5G como aplicaciones, junto con las funciones que trae consigo la tecnología del borde de la red, mejorando así la experiencia del usuario. En los próximos años seremos testigos de desarrollos significativos y acelerados en este espacio.
  3. Depender menos de un solo proveedor, ya que es más «abierta» por naturaleza y, por lo tanto, facilita la combinación de diferentes proveedores en su núcleo 5G.

Además, la arquitectura permite aprovechar una plataforma común para alojar cargas de trabajo de telecomunicaciones y TI, minimizando la cantidad de componentes de plataforma y hardware en toda la red.

Las empresas de telecomunicaciones también pueden mantener su independencia al asociarse con los principales proveedores de la nube, como AWS y Microsoft Azure. Esto significa que pueden implementar cargas de trabajo en partes de la red que permanecen separadas de la asociación con el proveedor de la nube.

También es importante tener en cuenta que las aplicaciones modernas se componen de microservicios que realizan funciones específicas e intercambian información utilizando el protocolo HTTP y las interfaces de programación de aplicaciones (API) abiertas. La arquitectura basada en servicios 5G se basa exactamente en los mismos principios.

La necesidad de experiencia interna

Naturalmente, algunos operadores estarán mejor equipados que otros para cambiar a una arquitectura de telecomunicaciones horizontal. Nuestras conversaciones con los operadores de 5G nos llevan a creer que existe un creciente apetito por seguir adelante con las implementaciones, pero es probable que progresen a diferentes velocidades.

Un desafío clave en el futuro es que muchos proveedores de servicios tienen habilidades internas limitadas para comenzar a ejecutar una arquitectura de esta naturaleza, ya que requiere un cambio organizado y tecnológico importante, ya que los equipos verticales deben reorganizarse en equipos horizontales.

En consecuencia, algunos operadores podrían comenzar con un enfoque híbrido en el que gradualmente muevan funciones de proveedores específicos de una estructura vertical a una horizontal. Es probable que los movimientos iniciales se centren en aplicaciones de TI, con el equipo de telecomunicaciones ejecutando una estructura específica para sus casos de uso, al menos a corto plazo.

Para algunos casos de uso, las aplicaciones y las funciones de red deben implementarse más cerca de los usuarios finales para cumplir con los estrictos requisitos de ancho de banda y latencia. Como resultado, estamos comenzando a ver un impulso para las iniciativas de computación perimetral que requieren que las empresas de telecomunicaciones implementen, protejan y administren aplicaciones nativas de la nube y funciones de red 5G en un gran conjunto de clústeres Kubernetes distribuidos.

Claramente, hay muchos desarrollos e innovaciones que digerir, pero la dirección general del viaje es clara. A medida que se implementan redes 5G independientes y edge, las empresas de telecomunicaciones de todo el mundo comenzarán a darse cuenta de los muchos beneficios que trae consigo una arquitectura abierta, transparente y flexible que brinde visibilidad y control completos de sus redes.

[ Carlos Leon | System Engineer SP de F5 ]
Lee más
Tecnosinergia
Tecnosinergia y DuoSmart convierten hogares y oficinas en inteligentes