¿Por qué es tan importante planificar la cadena de suministro ahora?

Miebach
Perder estos meses puede ser crucial para su negocio. Realice un diagnóstico de su cadena de suministro y genere un plan de acción para la vuelta a la normalidad.

La crisis actual es un desajuste entre la oferta y la demanda. Este balance puede ser planificado o bien venir dado por el mercado. Si la demanda es mayor que la oferta, en general la competencia regula este desbalance, pero si la oferta es mayor que la demanda ¿quién equilibra la balanza? Normalmente es el banco (falta de liquidez). Las empresas que cuentan con un proceso de planificación alineado entre ventas y operaciones (S&OP) pueden generar músculo y adaptarse rápidamente a las variaciones del mercado, tomando decisiones documentadas y no intuitivas sobre cuestiones como:

  • ¿Tengo visibilidad del inventario futuro?
  • ¿La cadena de valor conoce cuáles son los productos que más aportan a la empresa?
  • ¿Existen KPI’s con intereses perversos entre áreas?

Esta crisis que se nos presenta es una gran oportunidad para diferenciarse de la competencia. Muchos están con foco en los planes de contingencia, pero ¿quién se está preocupando de la vuelta a la “normalidad”? Si nadie lo hace, cuando ésta llegue se convertirá en una nueva contingencia.

Lo que se ha demostrado estos últimos meses es que una cadena de suministro de excelencia es un factor diferenciador y estratégico, ya que permite garantizar la disponibilidad de los productos por distintos canales y responder rápidamente a las variaciones del mercado (stock de seguridad, visibilidad, múltiples proveedores, sistemas y automatizaciones).

Es una realidad innegable que normalmente solo invertimos en proyectos de transformación de nuestra cadena de suministro cuando estos generan ahorros (CAPEX vs OPEX). ¿Cuántas compañías se estarán lamentando actualmente por no haber invertido en la mejora de sus procesos e infraestructuras? Muy posiblemente hoy estas decisiones son responsables de pérdidas económicas graves en algunas compañías. Este es el momento para replantearse estos criterios, actualmente las compañías que quieren sobrevivir deberán pensar estratégicamente en el largo más que en el corto plazo.

Mucha de la demanda contenida durante la crisis generada por la pandemia del coronavirus saldrá de manera explosiva una vez retornada la normalidad, pero ¿Cuántas compañías están preparadas para ello? ¿Cuántas compañías ya negociaron con sus proveedores (servicios y materias primas, entre otros) para manejar este cambio de condiciones? Las compañías que se preparen acelerarán su recuperación, pudiendo compensar las pérdidas con mayor velocidad.

Perder estos meses puede ser crucial para su negocio. Realice un diagnóstico de su cadena de suministro y genere un plan de acción para la vuelta a la normalidad. ¿Tiene tos, fiebre y dolor muscular? Realice una radiografía y otras pruebas médicas para definir el tratamiento más adecuado y para preparar una vacuna que lo proteja en el futuro.

No pierda las oportunidades que la situación actual está generando. Sabemos que su cadena de suministro se ha visto alterada:

  • Ventas: Tiendas, e-commerce, cierres temporales o definitivos de canales de venta, políticas de precios, promociones, cambios en mix, entre otros.
  • Producción: Turnos, lotes, equipos, planificación, etc.
  • Personas: Disponibilidad de personal, teletrabajo o restricciones de movilidad horaria, por ejemplo.
  • Logística: Stock de seguridad, planificación de turnos, unidades logísticas, grado de automatismo.
  • Distribución: Restricciones horarias y urbanas, aduanas sanitarias, tiempos de ciclo, etc.

¡Son muchas las piezas que ordenar y a encajar!

Lee más
Comercio en línea
Retos de la tecnología detrás de los pedidos en línea