Virtualización: una solución económica

Los servidores dedicados son una opción para crear una infraestructura segura e inmediata.

Desde una conversación casual hasta transacciones bancarias millonarias, los usos que se le pueden dar al mundo virtual son innumerables, así como los beneficios y ahorros que se pueden obtener. Actualmente, Rackspace ofrece la posibilidad de contar con máquinas virtuales, como una solución económica, segura e inmediata.

Una máquina virtual es parte de un sistema operativo en el que se ejecutan aplicaciones. A pesar de formar parte del mismo conjunto, cada máquina funciona de forma independiente para poder operar distintas funciones simultáneamente dentro de un servidor físico único, básicamente esto es la virtualización.

Menor costo, mayor practicidad
Uno de los principales beneficios de la virtualización es que necesita de un solo mantenimiento y actualización gracias a que todo ocurre en un mismo servidor físico, esto se ve reflejado en un notable ahorro de tiempo y dinero que generalmente las compañías invierten en estructuras físicas adicionales.

Entre otras de las funciones principales de las máquinas virtuales destaca la captura de pequeñas imágenes que retratan su estado y contenido en cualquier instante, es decir, que se pueden extraer respaldos en todo momento e implementar las tareas de la máquina en otro sitio de manera inmediata, en caso de alguna eventualidad. Además, el usuario o proveedor puede actualizar el hardware, cambiarlo por completo e incluso utilizar otra plataforma, y la imagen de la máquina virtual seguirá funcionando normalmente.

Un servicio siempre disponible y a prueba de caídas
La virtualización es perfecta para implementar o expandir un ambiente de nube, aprovechar al máximo el hardware, mejorar la continuidad de un negocio, hacer versiones virtuales del escritorio y aumentar la efectividad de las actividades de desarrollo y pruebas. Otra gran ventaja es la posibilidad de mantener mayor disponibilidad y un mejor nivel de carga, al tener distintas «burbujas» corriendo de manera independiente y simultánea, así como tener la posibilidad de dar mantenimiento a una de las aplicaciones mientras otra ejecuta toda la carga.

Por otro lado, las máquinas virtuales evitan caídas de servicio por fallas de hardware. En muchas ocasiones, las aplicaciones no están diseñadas para prever este tipo de problemas, pero las herramientas de virtualización lo resuelven fácilmente.

Los desperfectos a nivel de centro de datos no tienen por qué ser una preocupación. Los servidores dedicados que utilizan la virtualización pueden ser fácilmente replicados a un sitio secundario, ya sea para cumplir con alguna regulación o garantizar niveles de servicio con la garantía de que su información está protegida aún ante los posibles desastres.

Seguridad y control total
Otro de los puntos más importantes a considerar es la cuestión de la seguridad. Además de las ventajas de la virtualización, la invulnerabilidad de los servidores dedicados radica en que el usuario no tiene que compartir el servicio, por lo que solamente él tiene total control sobre todas las decisiones, como el sistema operativo que utiliza, qué hardware lo ejecuta y qué soluciones de seguridad implementa.

Por ejemplo, si una sola persona hereda una casa, absolutamente todos los derechos sobre ella como su decoración, uso de los espacios, invitados, etc., pertenecen a una sola persona. Por el contrario, si la casa debe repartirse entre 10 herederos más, la toma de estas decisiones debe ser consultada entre todos ellos y los acuerdos se vuelven más difíciles. En el caso de los servidores dedicados, es el único miembro quien tiene el completo control sobre el rumbo del servicio en base a sus necesidades.

Sin duda, la virtualización en servidores dedicados con Rackspace es lo mejor de los dos mundos: hosting tradicional (seguridad), y nube bajo demanda (flexibilidad), al mismo tiempo que cuentas con el talento necesario para desarrollar, implementar, operar y mantener este tipo de plataformas que van cambiando a lo largo del tiempo, un reto común que muchas compañías enfrentan actualmente.

Más de 50,000 instancias virtuales son soportadas en la actualidad por Rackspace y su característico Soporte Fanático, disponible 24×7 durante los 365 días del año. El crecimiento y los beneficios que este tipo de plataformas ofrecen son evidentes, por lo que la pregunta realmente no se centra en si aprovecharlo o no, sino en si hacerlo solos o con la ayuda de los expertos.

Lee más
HPE
HPE refuerza estrategias para que socios enfrenten retos por COVID-19