Wireless: negocio por doquier

La variedad de redes inalámbricas existentes puede ser abrumadora si no se conocen las características y funcionalidades de cada una. Aquí, qué uso aplica en cada caso.

¿Qué sería de la vida laboral y personal actual sin redes inalámbricas? Su llegada dio un giro de 180 grados a la forma en que las personas se comunican, socializan, investigan, transfieren datos, colaboran y, en general, el modo en que uno trabaja y convive con otros.

Las conexiones inalámbricas significan innumerables ventajas, como es la movilidad, practicidad, agilidad en la toma de decisiones, flexibilidad laboral, apertura hacia la globalidad y muchas más; de ahí que su comercialización sea un negocio garantizado.

Es verdad que siguen existiendo ciertos retos a su alrededor. Entre ellos destacan la seguridad -ya que cualquiera podría acceder a una red inalámbrica no protegida-, y la estabilidad, pues es común que se presenten variaciones de capacidad y velocidad de la señal. Para el primero, existen múltiples tecnologías de las cuales hacer uso para proteger las redes y la información que circula por ellas. En cuanto al segundo punto, se sigue trabajando en la optimización de estas conexiones mediante nuevos protocolos.

Sin duda el mercado ha sopesado los pros y los contras y ha hecho su elección. Hoy por hoy, toda actividad se agiliza y optimiza si se cuenta con una conexión inalámbrica. En otras palabras, los usuarios están sacando provecho del wireless, aunque será aún mejor si utilizan la opción que cubra de forma adecuada sus requerimientos. Para dar esa asesoría están los distribuidores, quienes precisan conocen a fondo las características, ventajas y desventajas de cada tipo de red inalámbrica. A continuación, una guía al respecto.

WiFi, ¿por qué y para qué?

De las múltiples y variadas opciones de redes inalámbricas existentes (ver recuadros adjuntos), las WLAN (siglas de red inalámbrica de área local), mejor conocidas como WiFi, representan el estándar tanto en el ámbito doméstico como en el empresarial para compartir acceso a Internet y recursos.

Como bien señala Juan Carlos Cabrera, gerente general de Ruckus para México, es el tipo de conexión inalámbrica en el que más avance se ha logrado, tanto en materia de capacidad como de velocidad. Desde que surgieron los primeros protocolos, 802.11a y 802.11b, en 1999, “el incremento de despliegues WiFi es el mayor comparado con otros tipos de redes, como WPAN o WMAN, lo cual obedece a que existen infinidad de aplicaciones para ellos”.

En su vida relativamente nueva, WiFi ha logrado estabilizarse al comenzar a ofrecer grandes anchos de banda. A partir de entonces y hasta el momento, prácticamente cualquier dispositivo ¬–sea desktop, laptop, smartphone, tablet, ultrabook, etcétera– viene con WiFi como su medio principal de conectividad hacia la red.

Por supuesto que las WLAN siguen presentando retos tecnológicos relacionados con la saturación. En este sentido, Cabrera explicó que la saturación crea interferencia, y dijo: “Hay que manejar inteligentemente las señales con la potencia adecuada, en el sentido correcto, sin ocasionar ruido innecesario”.

En su visión, la meta en este tipo de redes es alcanzar cada vez mejores capacidades, de modo que se pueda dar servicio simultáneo a varios dispositivos desde un mismo Access Point. “Esto ya se está logrando con el protocolo 802.11ac, que en su segunda versión integrará una tecnología llamada Multiple User”, comentó.

Al respecto, el director general de TRENDnet, Jaime Castro, explicó que por la saturación del espectro (la frecuencia más común para estas redes es 2.4 GHz) el desempeño de la red se ve afectado. “Para evitarlo, ya se están desarrollando equipos en la banda de 5 GHz, conservando velocidades de 300 Mbps”, añadió.

Refiriéndose al nuevo estándar 802.11ac, que trabaja en dicha frecuencia, el directivo de TRENDnet comentó que al no haber interferencia se trata de conexiones más veloces y con mayor alcance y cobertura, aunque en este caso el obstáculo, todavía, es el precio.

Con todo y sus bemoles, sin duda WiFi es líder en múltiples ambientes: desde el small office, home office (SoHo) hasta el llamado Internet de las Cosas (que incluye las televisiones inteligentes, consolas de video, sistemas de videovigilancia caseros y demás dispositivos del hogar conectándose e interactuando), pasando por todo tipo de sistemas empresariales, de seguridad física y lógica, de análisis y predictibilidad, monitoreo en tiempo real y un largo etcétera.

Estas redes son una herramienta útil para todo tipo de negocios, destacando su aprovechamiento en áreas como ventas, soporte IT, atención a clientes, estrategia de mercado, marketing, teletrabajo, análisis de información y estadística, abarcando desde start-ups hasta grandes corporativos en cualquier industria.

En retail, por ejemplo, lo nuevo son los sistemas basados en localización (LBS, por sus siglas en inglés), los cuales se sirven de WiFi para ofrecer la posibilidad de detectar la ubicación de usuarios dentro de un inmueble. Según refiere Cabrera, con esta tecnología las empresas de comercio detallista están haciendo marketing: “Al llegar como cliente a un centrocomercial, la firma de retail detecta tu ubicación, sabe qué pasillos visitas, dónde te detienes, y con base en ello conoce tus intereses”.

Otra aplicación innovadora es Celullar Offloading, la cual está siendo utilizada en el sector de las telecomunicaciones. En sitios públicos que cuenten con una red WiFi, gracias a esta tecnología un proveedor de servicios móviles, como Telcel, puede sacar a su usuario de las celdas de conexión 3G y pasar sus datos a WiFi conformando con ello una autenticación segura dentro de la misma red que da al usuario su carrier.

Bluetooth, reina entre las redes personales

Las redes inalámbricas de área personal (WPAN, por sus siglas en inglés) son redes de alcance sumamente limitado (10 metros cuando mucho). Su finalidad es básicamente la de comunicar un dispositivo personal con sus periféricos, permitiendo comunicación directa a corta distancia y baja velocidad.

Entre las redes de cobertura personal destacan Bluetooth, protocolo que sigue la especificación IEEE 802.15.1; ZigBee, basado en la especificación IEEE 802.15.4 y utilizado en aplicaciones como la domótica, que requieren comunicaciones seguras con bajas tasas de transmisión de datos y bajo consumo de baterías; RFID, sistema de almacenamiento/recuperación de datos cuyo propósito es transmitir la identidad de un objeto trabajando mediante ondas de radio; y el Infrarojo, el único que transmite por medio de ondas de calor y requiere línea de vista.

Sobre Bluetooth, Juan Carlos Cabrera, gerente general de Ruckus para México, señaló que se han hecho esfuerzos con la intención de lograr distancias semejantes a WiFi, “pero son protocolos muy distintos, y por ser más sensible a ruidos electromagnéticos la distancia que puede alcanzar se ve mermada”.

Con un futuro estable aunque con crecimiento a no largo plazo a causa de sus limitaciones (a decir de Jaime Castro, director general de TRENDnet), Bluetooth encuentra su campo de acción en la transferencia de multimedia punto a punto.

“La tecnología es lo suficientemente sencilla y accesible como para ganar mercado”, señaló Castro, añadiendo que entre sus desventajas está el limitado número de equipos cliente a los que puede conectarse: “Siete cuando mucho, dependiendo de la potencia y los chips de conexión”.

Otra tecnología inalámbrica que está cobrando gran auge es la NFC (Near Field Communication), tecnología de corto alcance y alta frecuencia que permite el intercambio de datos entre dispositivos. Trabaja en la banda de 13.56Mhz y cunta con modos de transerencia activo (ambos dispositivos generan un campo electromagnético para transferir datos) o pasivo (un solo dispositivo genera el campo y otro aprovecha la modulación para transferir la carga). La principal dificultad actual de esta tecnología es que aún pocos dispositivos cuentan con NFC -principalmente los smartphones de gama alta- pero poco a poco comienza a ser más habitual entre los artículos y se espera un crecimiento de esta tecnología en los próximos años.

Lee más
Microsoft Inspire 2021
Microsoft Inspire 2021 revela nuevas oportunidades para sus socios