Lumen explica cómo proteger los sistemas de un ransomware

Ransomware
Backups, concientización, sistemas actualizados e información organizada son las recomendaciones de Lumen Technologies para protegerse contra ataques de ransomware.

El ransomware surgió como la amenaza predominante a la seguridad online para usuarios residenciales y de pequeñas empresas. Sin embargo, los grupos de hackers también vieron oportunidades en las grandes organizaciones. Y así, hoy en día, el ransomware se ha convertido en un gran desafío para las empresas de cualquier envergadura y de las más diversas actividades.

Este malware, que se envía a través de emails no deseados o de phishing, secuestra y bloquea archivos o sistemas, evitando que el usuario acceda a ellos. El ransomware es un secuestrador y encripta archivos y sistemas. En teoría, cuando la víctima paga el monto del rescate, recibe la clave de desencriptación, liberando los archivos o sistemas bloqueados.

¿Quién realiza los ataques de ransomware?

Al contrario de lo que muchos creen, estos ataques no son perpetrados por bandas delictivas. El ecosistema actual del ransomware se profesionalizó y está conformado por muchos grupos, cada uno especializado en una función determinada.

Hay quienes trabajan con el desarrollo de código malicioso, están los dueños de redes de robots (botmasters) que automatizan el proceso de infección, hay grupos que venden el acceso a las redes corporativas, e incluso están los operadores de ransomware. Y entre cada uno de ellos se prestan servicios mutuamente.

Existen varios tipos de ransomware, pero el más popular y utilizado hasta la fecha es WannaCry. Representa el 16% de las detecciones realizadas en 2020 y es responsable de la mayor epidemia de ransomware, ocurrida en mayo de 2017, que provocó una pérdida de al menos 4.000 millones de dólares en 150 países, según el informe de Kaspersky.

Consejos para protegerse de los ataques de ransomware

Hay algunas prácticas para evitar ser la próxima víctima y son de utilidad tanto a usuarios aislados, como a las pequeñas empresas e incluso a las corporaciones.

  1. Haga un backup diario de sus datos: es el consejo más básico y figura dentro de los más importantes. Si los datos, aplicaciones y servicios de sus clientes fueran encriptados y secuestrados, al menos se tiene seguro el backup del día anterior, minimizando en gran medida el daño y con una rápida capacidad de recuperación para poner la operación en marcha nuevamente. Para las empresas de mayor envergadura, existen también varias opciones basadas en la nube para realizar el backup automático de sus datos en un servidor externo.
  2. Esté atento a los emails de phishing: una de las mejores tácticas es el conocimiento. Capacitar a sus colaboradores sobre los últimos métodos de ingeniería social utilizados, enviar comunicaciones periódicas sobre las estrategias y términos como: spam, malware, spear-phishing, etc.
  3. Mantenga sus softwares actualizados: otra técnica usada por los autores de ransomware consiste en explotar vulnerabilidades en las aplicaciones de software y de sistemas operativos populares, principalmente Windows. Si su departamento de TI mantiene las aplicaciones actualizadas de manera regular, minimizará su exposición a potenciales ataques. Mejor aún, asegúrese de que todas las aplicaciones que se puedan configurar para actualizarse automáticamente tengan esta función habilitada.
  4. Mantenga separados los datos y archivos personales de los del trabajo: con tantas personas trabajando desde sus hogares, puede resultar difícil separar el trabajo de su vida personal, aunque mantener esos dos mundos separados puede ayudar mucho a proteger sus datos o minimizar el impacto de un ataque.

Y, aun así, si fuera víctima de un ataque de ransomware, desconecte inmediatamente su red de computadoras. Si bien el daño ya está hecho, esto puede ayudar a evitar que el malware se propague a otros sistemas o dispositivos.

[ Francisco Anes | Senior Sales Director | Lumen Brasil ]

Lee más
Tecnología agiliza cierres financieros y contables en empresas