Porqué elegir tecnologías de video en la nueva normalidad

Tecnologías de video
Las tecnologías de video proporciona una medida de control de seguridad y salud para el bienestar de las personas y minimizar los riesgos de contagio.

La nueva normalidad demanda a todos los sectores la incorporación de medidas para garantizar la seguridad de las personas y prevenir la propagación de contagios que puedan representar un riesgo para la población. Ahora que diferentes países en América Latina han comenzado a reincorporarse a sus actividades, es indispensable buscar la manera de reducir esos impactos.

Muchos negocios han comenzado a apostar por las ventajas que ofrece la tecnología inteligente, por ejemplo, la videovigilancia, que ha sabido adaptarse con el fin de ayudar al cumplimiento de los protocolos de seguridad sanitaria.

Los beneficios que las integraciones de video aportan a las empresas en temas de seguridad contra actos vandálicos, así como de rendimiento, ya sea porque permiten almacenar datos o porque ayudan a optimizar procesos dentro de las industrias, esto se debe a las aplicaciones de análisis inteligente que hoy permiten que la cámara vea aspectos más específicos de la imagen y generar descripciones de lo que ocurre.

Ociel Jain, Director de Desarrollo de Nuevas Tecnologías en Magnet Telecommunications, explica que ante el panorama actual, los analíticos aportan la posibilidad de identificar riesgos, por ejemplo, con la detección térmica. No obstante, resulta importante identificar que las tecnologías no detectan enfermedades por sí solas, sino que manifiestan el indicador de un posible riesgo, lo que permitirá actuar de manera rápida y prevenir riesgos de contagios.

Beneficios rentables de las tecnologías de video

  1. La detección de temperatura corporal: Las cámaras térmicas identifican el calor que emiten los cuerpos, y dan una referencia de la temperatura aproximada de una zona o superficie mediante la tecnología infrarroja. Las cámaras no detectan los virus, pero permiten tener un indicador de una posible amenaza, lo que brinda una importante oportunidad para mejorar los servicios de atención al personal en cualquier negocio y proteger a las personas antes cualquier riesgo detectado. Los dispositivos térmicos funcionan como herramienta preventiva y disuasiva, lo que traerá grandes beneficios de seguridad tanto para el equipo de trabajo como para los visitantes.
  2. Identificación de personas que no portan un cubre bocas: Estas tecnologías funcionan mediante analíticos integrados a las cámaras de video, los cuales ayudan a detectar la presencia o ausencia del cubre bocas, de no detectarlo, genera una alarma visual o auditiva para notificar al personal encargado de cuidar esa norma, además permiten crear bases de datos que son de mucha utilidad para la generación de informes y estrategias de seguridad. Esta tecnología aplicada en las cámaras de video le ayudará a garantizar el cumplimiento de las nuevas normas de sanidad y mitigar riesgos de posibles contagios.
  3. Controlar los accesos a las instalaciones: Una medida importante que está exigiendo la nueva normalidad es disminuir el contacto físico, por lo que los controles de acceso con analíticos de detección facial o iris se están posicionando en las industrias como una herramienta capaz de salvaguardar la seguridad física y la salud. Estas tecnologías brindan la ventaja de disminuir riesgos, ya que impiden que las personas al ingresar a un sitio tengan un contacto directo con puertas, personal de seguridad o con lectores de huella digital, lo que ayuda a mantener los protocolos de sanidad al mismo tiempo permite la entrada únicamente a personas autorizadas y disminuir los peligros por actos de vandalismo.

Las soluciones de video se caracterizan por tener una alta fiabilidad y rendimiento, los avances tecnológicos han permitido que las cámaras sean utilizadas para obtener beneficios más allá del almacenamiento de lo que ocurre en un determinado sitio.

Lee más
Data Center, Energía
Schneider Electric y AVEVA amplían su alianza para Centros de Datos